Redacción BLes– El 20 de marzo, el almirante John C. Aquilino, comandante de Estados Unidos en el Indo-Pacífico, declaró que China ha militarizado completamente al menos tres islas que ha construido en el disputado Mar de China Meridional.

Afirmó que China está armando las islas con sistemas de misiles antibuque y antiaéreos, equipos de interferencia láser y cazas a reacción, en un movimiento cada vez más agresivo que amenaza a todas las naciones que operan en las cercanías.

En una entrevista con el A.P. News, el almirante John C Aquilino dijo que China “ha avanzado en todas sus capacidades, y esa acumulación de armamento es desestabilizadora para la región”, y “en los últimos 20 años hemos sido testigos de la mayor acumulación militar desde la Segunda Guerra Mundial”.

Beijing mantiene que su perfil militar es de naturaleza defensiva para proteger lo que dice que son sus derechos de soberanía.

Pero tras años de aumento del gasto militar, China cuenta ahora con el segundo presupuesto de defensa más grande del mundo, después del de Estados Unidos, y está modernizando rápidamente sus fuerzas con sistemas de armas que incluyen el caza furtivo J-20, cohetes hipersónicos y dos portaaviones, con el tercero en construcción.

El almirante John C Aquilino habló con A.P. a bordo de un avión de reconocimiento de la Armada estadounidense que operó cerca de los puestos de avanzada controlados por China en el archipiélago Spratly del Mar de China Meridional, una de las regiones más disputadas del mundo con reclamaciones de soberanía de un total de 6 países.

Durante la patrulla, el avión P-8A Poseidón recibió repetidas advertencias de los chinos de que había entrado ilegalmente en lo que ellos reclamaban como territorio de China y ordenaron a la aeronave que se alejara.

Los chinos emitieron los habituales mensajes de radio en forma de amenaza velada: “China tiene soberanía sobre las islas Spratly y las zonas marítimas circundantes. Aléjense de inmediato para evitar un error de apreciación”.

Tal y como presenciaron dos periodistas invitados de A.P., el avión P-8A Poseidon se limitó a ignorar las advertencias y a proseguir agresivamente con su reconocimiento en breves pero tensos momentos.

Un piloto estadounidense respondió por radio a los chinos: “Soy una aeronave naval soberana e inmune de los Estados Unidos que realiza actividades militares legales más allá del espacio aéreo nacional de cualquier estado costero”.

El capitán prosigue: “El ejercicio de estos derechos está garantizado por el derecho internacional, y estoy operando con el debido respeto a los derechos y deberes de todos los estados.”

El oficial al mando de la Marina, Joel Martínez, que dirigía la tripulación del P-8A Poseidón, dijo a A.P. que existía un riesgo real cuando un avión chino volaba cerca de un avión estadounidense en una maniobra peligrosa en la región en disputa. Aun así, la tripulación de vuelo recordó amablemente a los chinos que debían seguir los requisitos de seguridad de la aviación.

Mientras el avión volaba a 15.000 pies de altura cerca de los arrecifes ocupados por China, aparecieron muchas estructuras chinas en la superficie del océano, incluyendo edificios de varios pisos, almacenes, hangares, puertos marítimos, pistas de aterrizaje y diseños redondos blancos que, según Aquilino, eran radares. Cerca de Fiery Cross, había más de 40 buques sin especificar anclados.

Aquilino dijo que los chinos habían terminado de construir arsenales de misiles, hangares de aviones, sistemas de radar y otras instalaciones militares en Mischief Reef, Subi Reef y Fiery Cross. Están observando si China podría continuar con la infraestructura militar en otras zonas.

Dijo,

“La función de esas islas es ampliar la capacidad ofensiva de la RPC más allá de sus costas continentales”.

Añadió,

“Pueden volar cazas, bombarderos y todas esas capacidades ofensivas de sistemas de misiles”.

El comandante advierte que cualquier avión militar y civil que sobrevuele la zona en disputa podría ponerse fácilmente al alcance del sistema de misiles de las islas chinas.

Dijo,

“Así que esa es la amenaza que existe, por eso es tan preocupante la militarización de estas islas. Amenazan a todas las naciones que operan en las cercanías y a todo el espacio marítimo y aéreo internacional”.

Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.