Redacción BLes – El especulador multimillonario George Soros publicó el viernes una columna de opinión en The New York Times que pedía que Zuckerberg se viera obligado a renunciar al control de Facebook, argumentando que las decisiones políticas de Facebook sobre la publicidad política estaban beneficiando al presidente Donald Trump.

En una disputa que ya tiene más de un año, Soros dijo que Zuckerberg y la directora de operaciones Sheryl Sandberg deben renunciar al control de Facebook, sugiriendo que deben ser obligados a hacerlo si es necesario.

“Creo que el Sr. Trump y el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, se dan cuenta de que sus intereses están alineados: el presidente gana las elecciones, el Sr. Zuckerberg gana dinero”, escribió Soros.

El magnate multimillonario ha estado apuntando a Facebook desde 2018, cuando denunció la plataforma como una “amenaza” para la sociedad, alegando que estaba adoctrinando deliberadamente a los usuarios. 

Cuando Facebook tomó represalias contratando a una empresa de relaciones públicas para atacar al multimillonario, este último exigió al Congreso que regulara al gigante de las redes sociales. 

Temiendo que el presidente Trump gane las elecciones de 2020, Soros ha jugado la última carta que tiene: exigir la salida de Zuckerberg y Sandberg, “de una forma u otra” lo que conlleva una especie de amenaza, dado que el especulador es considerado una de las figuras más influyentes en la política estadounidense y europea, totalmente alineado a la izquierda y al progresismo.

Soros no solo quiere que Zuckerberg y Sandberg sean removidos del poder, sino que quiere que “aquellos que difunden información falsa” sean castigados con mayor severidad. Sin embargo no parece estar solo refiriéndose a los usuarios que circulan engaños virales, sino que dejó en claro que había puesto su atención en la Sección 230, la ahora conocida ley estadounidense que protege a las plataformas de redes sociales de la responsabilidad por el contenido que publican sus usuarios. Facebook debe ser tratado como un editor, no como una plataforma, y ​​”debe rendir cuentas por el contenido que aparece en su sitio”, agregó en la columna de NYT.

El 16 de septiembre de 1992, el multimillonario George Soros saltó a la fama al realizar una agresiva operación financiera en contra de la libra inglesa y provocar su hundimiento. Este episodio, conocido como el ‘Miércoles Negro’, significó la salida de dicha moneda del mecanismo europeo de cambio, y despejó el camino hacia una única moneda que anexionaría Europa definitivamente: el Euro.

Ciertamente, la polémica ha acompañado a este magnate durante toda su carrera, no solo debido a sus especulaciones bursátiles, sino también a las controvertidas acciones sociales e injerencias políticas que realiza desde 1979, en pos del “progreso”.

En 2017, cuando contaba con una de las mayores fortunas del mundo (un estimado de 23.000 millones de dólares, según “Forbes”), decidió transferir la mayor parte de sus riquezas, unos 18.000 millones de dólares, a su organización “filantrópica” OPEN SOCIETY FOUNDATIONS (OSF), convirtiéndola en el segundo mayor grupo sin ánimo de lucro de EE.UU. (en cuanto a fondos gestionados), informó “The Wall Street Journal”.

En agosto de 2017, el portal DCLeaks filtró 2.576 documentos internos de las organizaciones de Soros, y en especial de la OPEN SOCIETY FOUNDATIONS (OSF), clasificados por áreas: Estados Unidos, América Latina, Europa, Asia, Eurasia y África.

George Soros es considerado como el financista de más de 50 ONGs de izquierda. Según varios medios independientes, es el arquitecto de las revoluciones y golpes de estado en todo el mundo, durante los últimos 25 años.

Asimismo es conocida su inclinación por el partido demócrata y es uno de sus principales donantes, patrocina a Hillary Clinton, a Elizabeth Warren y a cientos de políticos de izquierda de todo el mundo.

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.