Redacción BLes– El expresidente Donald J. Trump, dio un discurso este domingo 11 de julio en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC por sus siglas en inglés) que se realizó en Dallas y fue ovacionado por el público cuando mencionó la demanda colectiva que realizó contra los gigantes de Silicon Valley. El video de su discurso fue censurado en YouTube.

Trump, a pesar de la negatividad con la que es reportado en los medios principales, sigue siendo una figura política que pisa fuerte en el partido republicano y entre la clase trabajadora estadounidense.

En su discurso de más de una hora y media, el expresidente habló de los principios que lo llevaron a ganar las elecciones: asegurar la frontera, ley y orden, luchar contra el avance del socialismo y restaurar los valores tradicionales americanos y uno de los tópicos nuevos en los que puso foco tienen que ver con una materia pendiente de Trump: desarmar el monopolio de las Big Tech.

Reflexionando sobre cómo antes de la aparición de las redes sociales y de que los medios de información se tornaran en su totalidad virtuales, para el expresidente los debates eran decisivos, pues cada parte exponía sus puntos de vista, los votantes escuchaban y luego decidían.

Pero con el avance de la tecnología, y con tres empresas controlando todo el discurso online, las cosas cambiaron.

“Ha llegado el momento de acabar con los monopolios de las grandes empresas tecnológicas y restablecer la competencia leal”, dijo Trump que fue ovacionado de pie. “Si se puede censurar a los republicanos por decir la verdad y denunciar la corrupción, no tendremos democracia y sólo tendremos tiranía de izquierda”.

“Para proteger los derechos y libertades constitucionales de todos los ciudadanos, esta semana he presentado una importante demanda colectiva. Mucha gente se está uniendo”, dijo Trump en medio de una gran ovación.

El expresidente llamó a los conservadores y republicanos a abrir sus propias plataformas online y a repeler la inmunidad que tienen las redes sociales con la Sección 230 que las protege de ser demandadas cuando censuran a un usuario.

“Y si el gobierno federal se niega a actuar, entonces en cada estado de la Unión… Las grandes empresas tecnológicas como Twitter, Google y Facebook deberían ser castigadas con sanciones mayores cada vez que silencien las voces conservadoras”, exclamó Trump.

De hecho, como mencionó el expresidente, Florida y Texas aprobaron leyes para que usuarios, incluyendo políticos en campaña que son censurados en las redes sociales puedan demandarlas y el estado pueda sancionarlas económicamente.

Temporalmente, la ley en Florida, por pedido de organizaciones que representan a los gigantes de Silicon Valley, fue suspendida por un juez federal y se espera que la decisión sea apelada por la administración de Ron DeSantis.

Todo termina en comunismo

Tanto la censura en las redes sociales, como el avance de las políticas progresistas del liderazgo demócrata en el Congreso, para Trump, terminarán en comunismo y pidió a los líderes republicanos luchar contra la agenda radical y socialista del ‘Establishment de Washington D.C.’

“Durante los próximos cuatro años, los valientes republicanos de esta sala estarán en el centro del esfuerzo para oponerse a los demócratas radicales, a los medios de comunicación de noticias falsas y a su tóxica cultura de la cancelación”, afirmó Trump.

“Estaremos unidos y fuertes como nunca antes, salvaremos y fortaleceremos a América y lucharemos contra el radicalismo, el socialismo y, de hecho, todo conduce al comunismo, de una vez por todas, a eso conduce”, agregó el expresidente.

Trump se consagró presidente de los Estados Unidos en 2016 con 63 millones de votos y en contra de todas las predicciones que daban como ganadora de las elecciones a la demócrata Hillary Clinton.

En las elecciones de noviembre de 2020, Trump obtuvo casi 75 millones de votos, más de 10 millones que la primera elección.

Le recomendamos: Lo que hay DETRÁS del ASESINATO del presidente de HAITÍ

Ad will display in 09 seconds

A pesar de que haber conseguido ganar todos los asientos que él avaló en la Cámara y en el Senado, perdió las elecciones por lo que el expresidente afirma que hubo un fraude masivo para sacarlo del poder.

Instancias irregulares como cambios en la reglamentación de la votación realizadas poco antes de las elecciones por fiscales y no por las legislaturas estatales, además de evidencias dignas de revisar han sido documentadas y reportadas por medios alternativos, pero todos los esfuerzos legales fueron disueltos en las cortes federales.

Cuando la apelación llegó a su instancia final, la Corte Suprema, los jueces decidieron no mirar la evidencia lo cual contó cómo rechazar los alegatos de la Administración Trump.

En su discurso en el CPAC, Trump dijo que los jueces de mayoría conservadora hicieron eso para evitar que los demócratas inunden la corte (agregar más jueces liberales para obtener fallos a su favor) y apaciguar al Establishment de Washington DC.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com