El Juzgado Federal 4, a cargo de Alfredo López, hizo lugar a un amparo y solicitó que se suspenda la aplicación de la ley “hasta que se resuelva la cuestión de fondo”

Un juez de Mar del Plata ordenó suspender la aplicación de la ley 27610, conocida como de “Interrupción Voluntaria del Embarazo”. Se trata de Alfredo López, del Juzgado Federal número 4, que hizo lugar a un amparo presentado por Héctor Seri, quien pidió la “inconstitucionalidad” de la mencionada ley del aborto, por considerar que la misma va en sentido contrario a “las obligaciones internacionales asumidas por el Estado argentino en virtud de la protección integral del derecho a la vida desde la concepción”. Al hacer lugar al amparo, el juez resolvió disponer “la suspensión de la aplicación de la norma, protocolos y resoluciones hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo en el momento de dictarse sentencia definitiva”.

Como era de esperarse, la noticia cayó muy mal en el oficialismo y quien salió a responder fue Estela Díaz, que ostenta el cargo de “ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual” de la provincia de Buenos Aires. “Este es un amparo federal que todavía no ha sido comunicado formalmente al Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva y al Ministerio nacional, que, por supuesto va a apelar en forma inmediata, porque parece un disparate plantear, a esta altura, la inconstitucionalidad de una ley que fue profundamente debatida, precisamente, respecto de su constitucionalidad”, señaló. Lo que la funcionaria parece no comprender es que, a pesar de todo el debate que se generó las dos veces que se discutió la ley, sus partidarios nunca pudieron explicar cómo cuadra la ley del aborto con una Constitución que protege la vida desde la concepción.

Lo cierto es que el fallo del juez bonaerense no es el primero en este sentido. Tres meses después de haber sido aprobada la normativa en el Congreso de la Nación, la Justicia de San Luis también declaró la “inconstitucionalidad” de la medida en el territorio de la provincia.

Allí, en simultáneo, se hizo lugar a una presentación de la exsenadora Liliana Negre de Alonso, que intimó al gobierno provincial a cumplir con las leyes correspondientes al distrito. Su presentación apeló a una resolución de María Eugenia Bona, titular del Juzgado Laboral Segundo de la Primera Circunscripción, que ratificó la vigencia del Código Civil y Comercial que “reconoce la existencia de la persona humana desde la concepción”.

El kirchnerismo insiste con proyectos de ley inconstitucionales

Con motivo de la pandemia del coronavirus, que ha cobrado casi 82000 vidas en Argentina, el presidente Alberto Fernández pretende aprobar una ley en el Congreso que lo exima del dolor de cabeza de lidiar con una justicia independiente. La iniciativa, denominada “ley pandemia”, surgió luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia que defendió la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires con respecto a la potestad sobre la presencialidad de las aulas.

También le recomendamos: ¿Predicción? La ‘profecía’ que hizo Gerald Ford hace 30 años que se está cumpliendo

Ad will display in 09 seconds

Aunque el oficialismo todavía no ha conseguido los votos para aprobarla, parece estar encaprichado con obtener la suma del poder público con la excusa del virus. Igualmente, de funcionar medianamente la justicia, la misma tendría que caer en la Corte sin muchas vueltas. Sin embargo, de transitar este escenario, el kirchnerismo, sobre todo si pierde las elecciones de medio término, se pasará el final de mandato en pie de guerra con el Poder Judicial.

Marcelo Duclos – Panampost.com

Temas: