Redacción BLesLos estudiantes de una escuela secundaria en Washington habían organizado un homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre, pero las autoridades de la escuela suspendieron a último momento el evento, argumentando que la vestimenta que utilizarían, de color rojo, blanco y azul, pudiera ser “racialmente sensible y ofender a algunas personas”.

La iniciativa surgió de los estudiantes del Eastlake High School en Sammamish, quienes informaron que a último minuto se les prohibió llevar a cabo el homenaje, según reportó New York Post.

“Nos explicaron que el rojo, el blanco y el azul iban a ser vistos como sensibles a la cuestión racial y podrían afectar a las personas de una manera que no entenderemos y por esa razón debíamos cambiar nuestro tema”, dijo uno de los  estudiantes.

En un correo electrónico enviado a los padres, el director Chris Bede y la directora asociada Darcie Breynaert culparon de la medida a los maestros e insistieron en que se les había explicado el razonamiento a los estudiantes.

“Nuestros maestros de liderazgo tomaron esta decisión y se la explicaron a los estudiantes”, escribió Bede.

“Sé que mañana es el 11 de septiembre y entiendo el sacrificio y los valores que representa nuestra bandera, pero creo que simplemente no querían ofender involuntariamente a algunos que lo ven de manera diferente”, continuó el correo electrónico.

Los estudiantes de Eastlake High School aún no habían nacido cuando los terroristas llevaron a cabo los atentados más terribles de la historia nacional, en el que derribaron el World Trade Center en la ciudad de Nueva York, atacaron el Pentágono y derribaron el vuelo 93 de United en Shanksville, Pensilvania. Sin embargo el grupo de jóvenes demostró un profundo interés patriótico y un desarrollado sentido de la historia nacional.

Uno de los estudiantes dijo haberse sentido muy molesto y frustrado por la decisión de los directivos.

“Si Eastlake se trata de incluir las creencias de todos y estar juntos como una ‘familia’, entonces ¿por qué nos dicen que no podemos representar al país en el que vivimos? He visto otros equipos de fútbol (del Distrito Escolar de Lake Washington) que sostenían una bandera o hicieron algún tipo de reconocimiento conmemorativo del 11 de septiembre, pero a nosotros no se nos permitió ni siquiera usar los colores de EE. UU.”

Otro de los estudiantes declaró haberse sentido tan molesto, que decidió no participar en el juego, según NY Post.

“Estaba bastante molesto y terminé sin asistir al juego… Fue realmente un poco confuso en cuanto a por qué el tema era tan controvertido que no podíamos usar esa ropa”, dijo ese estudiante.

Cuando se le exigieron mayores explicaciones a la institución, no dio detalles de porque podría entenderse como un acto racista el hecho de presentarse con los colores de la bandera estadounidense.

Se sobreentiende que la decisión está sustentada en las políticas de extrema izquierda, como es el caso de la imposición en las escuelas de la Teoría Crítica de la Raza, las cuales atentan contra la tradición y el patriotismo de los Estados Unidos.

A través del adoctrinamiento, y utilizando fundamentos débiles, se está intentando imponer la idea de que los estadounidenses blancos, impulsados por la tradición patriótica, son por definición racistas y continúan al día de hoy explotando y oprimiendo a la gente de piel negra. 

El hecho de que un colegio prohíba un homenaje organizado por sus alumnos por el solo hecho de vestirse con los colores de su país, es solo un ejemplo extremo de una preocupante situación que los jóvenes se enfrentan a diario. 

Andrés Vacca – BLes.com