Redacción Bles – El viernes 25 de mayo, durante el acto celebrado por el Consejo de las Américas en Washington, Juan Cruz, el principal asesor para Latinoamérica del presidente estadounidense Donald Trump, acusó en firme al gobierno de Nicolás Maduro, de cometer “crímenes contra la humanidad” al “matar de hambre a su propio pueblo” como hacía el “régimen de Pol Pot”, en Camboya, en la década de 1970, de acuerdo a lo que recogió la agencia EFE.

Además, advirtió que las “opciones” que desarrollará Estados Unidos para responder a la administración venezolana “no se atendrán a ningún límite” y que ya está planeando aumentar las sanciones.

“Seguiremos sancionando a aquellos que necesitemos sancionar, especialmente al nivel más alto, y a aquellos que están robando al pueblo venezolano y han decidido llenarse los bolsillos y enriquecer a sus secuaces en lugar de usar ese dinero para comprar comida”, aclaró.

En ese sentido, especificó que está considerando “sanciones individuales y a sectores”, e incluso algunas puedan afectar “al petróleo”, aunque lo hará de forma “muy cuidadosa”, sin olvidar “el efecto que esto puede tener en el pueblo venezolano”.

“Seguiremos presionando para restaurar la democracia en Venezuela. Intentaremos formas de llevar la ayuda alimentaria a ese país, a pesar de la resistencia constante del régimen a aceptar que necesitan comida y el rechazo a todas las ofertas de ayuda humanitaria”, afirmó el director para las Américas en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca.

Quien además, declaró con indignación, que era repugnante comprobar “cómo están matando de hambre a su propio pueblo y cómo usan la comida para la manipulación política. Si eso no son crímenes contra la humanidad, no sé qué lo es. El mundo hará que rindan cuentas”.

“Seremos todo lo creativos que tengamos que ser. Queremos hacer que el mundo sea más pequeño para quienes roban dinero (…) y estamos trabajando con otros países para hacer que el mundo sea más y más pequeño para el régimen venezolano y aquellos que apoyan a Maduro”, destacó el alto funcionario.

“Esta es una oportunidad para ver quién se pone del lado de la democracia, la humanidad y la decencia, y qué país decide apoyar los engaños, las mentiras y a quienes matan de hambre al propio pueblo de Venezuela. Estaremos observando y tomaremos nota”, alertó.

Cruz concluyó recordando que pronto se celebrará la 70.ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que tendrá lugar los días 4 y 5 junio, en Washington.

En el encuentro anterior, Luis Almagro, su secretario general, denunció que en Venezuela se estaban llevando a cabo crímenes “de lesa humanidad”.

Ahora, el gobierno de Trump ha vuelto a denunciar explícitamente la existencia de tales crímenes, cuatro días antes de la presentación de un informe elaborado por expertos de la OEA, que determinará si existe la posibilidad de poner al estado venezolano a disposición del tribunal de La Haya.