Redacción BLes – Mientras los demócratas en el Congreso celebran reuniones públicas en sus respectivos distritos, los votantes comparten su oposición a la investigación del juicio político que se está emprendiendo en el Capitolio de Washington, contra el presidente Donald Trump.

El representante demócrata del distrito 11.° -Max Rose- respondió preguntas de una gran cantidad de electores en su reunión del ayuntamiento de Nueva York, quienes no están satisfechos con los procedimientos del juicio político y lo ven innecesario, de acuerdo a OAN (One America News).

El 11.° distrito es un distrito congresional que elige a un Representante para la Cámara de Representantes de los Estados Unidos por el estado de Nueva York.

Votantes de este estado como Judy Clark dicen que están molestos porque los demócratas se centran en impugnar al presidente Trump en lugar de concentrarse en hacer otras cosas para el pueblo estadounidense.

“El pueblo estadounidense está harto de este juicio político […] queremos que esto termine, tenemos que detener el juicio político en el que tenemos que centrarnos en la economía real” dijo Clark en una entrevista con OAN.

Lucille Donadio también dice que está molesta con los miembros del Congreso – y con el representante de su distrito- por esquivar preguntas sobre el juicio político.

“No quieren responder a las preguntas, no quieren saber nada, no quieren saber nada […] ¿Por qué pagamos a esta gente también?” declaró Donadio ante las cámaras.

Algo similar sucedió en una reunión en el ayuntamiento de New York con la representante demócrata Mikie Sherrill.

Una de las asistentes dijo a las cámaras de OAN sobre el juicio político: “No creo que deban continuar francamente, esto está dividiendo al país”.

Otro votante del distrito dijo que no hay evidencia de ningún delito o de ‘quid pro quo’ en el juicio político.

Quid pro quo es una locución latina que significa literalmente “quid en lugar de quo”, es decir, la sustitución de una cosa por otra, “algo por algo” o “algo sustituido por otra cosa”, que es de lo que acusan los demócratas al presidente Trump.

En julio de este año se celebró una conversación telefónica entre el presidente Trump y su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky. Los demócratas denuncian -y por eso iniciaron la investigación para emprender un juicio político- que el presidente supeditó una ayuda militar a cambio de que el gobierno ucraniano investigue al exvicepresidente de EE. UU. Joe Biden, quien es su rival político en las elecciones de 2020.

Sin embargo, la Casa Blanca negó las acusaciones hechas contra el presidente y publicó las transcripciones reales de las conversaciones sostenidas entre ambos presidentes.

En el diálogo se observa que Trump no presionó ni ofreció ningún tipo de retribución militar o económica a Ucrania para que investigara al hijo de Joe Biden, quien estaba involucrado en un megacaso de corrupción de la principal empresa gasífera del país europeo.

[SÚMATE A NUESTRO GRUPO “HISPANOS POR TRUMP” Y DÉJANOS TU OPINIÓN]

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds