Redacción BLes – El 58 por ciento de los partidarios del candidato presidencial demócrata, Bernie Sanders, afirmaron que están a favor de abolir la libertad de expresión para aquellos que promuevan un “discurso ofensivo”. Estos datos fueron analizados a partir del sondeo de The Heartland Institute y Rasmussen Reports, publicado el 4 de diciembre.

Un vídeo publicado por One America News Network realizó un análisis sobre las encuestas de Heartland-Rasmussen, haciendo un enfoque directo a los partidarios de Bernie Sanders.

El 51 por ciento de las personas que ve con buenos ojos al demócrata Bernie Sanders cree que el gobierno debe prohibir el llamado “discurso ofensivo”. El 58 por ciento sostiene que cualquiera que esté involucrado en ese tipo de discurso debe recibir un castigo penal. Y el 61 por ciento de los partidarios de Sanders dice que si alguien se encuentra involucrado dentro de este discurso, debería tener prohibido un puesto en el espacio público.

En ese marco, el informe se hace eco de la peligrosidad que deriva de otorgarle semejante poder al gobierno de turno.

En ese sentido, explica que, de hecho, en la actualidad los contribuyentes son obligados a financiar el aborto hasta el momento del nacimiento, incluso si los ciudadanos no creen que eso sea moralmente correcto.

Asimismo expone que, por ejemplo, autoridades locales con ideologías de izquierda confiscan armas de fuego de propiedad legal a los ciudadanos respetuosos de la ley bajo el argumento de que lo hacen por el “propio bien” de la comunidad.

Por otro lado explica que en el ámbito de la salud, doctores, consejeros y terapeutas son penalizados por defender la ciencia y estar de acuerdo en que existen dos géneros. 

En efecto, de acuerdo el informe de OAN, lo que en realidad pretenden defender los votantes por Sanders es el discurso izquierdista que considera ofensiva la opinión diferente. No obstante, la Primera Enmienda de los Estados Unidos favorece la libertad de expresión, en cual decreta que cualquier persona puede decir lo que quiere sin restricción alguna.

“Si dejamos que el gobierno infrinja nuestro derecho a la libertad de expresión tarde o temprano el gobierno vendrá por ti, el gobierno prohibirá tu discurso. Tarde o temprano habrá una burócrata del gobierno que considerará tus opiniones ofensivas y ¡bam! el gobierno te silenciará ¿es lo que quieres?” , agregó el reporte periodístico como reflexión al final.

¿Quiénes son los infractores del discurso?

De acuerdo con un apartado del sondeo de Rasmussen Reports, diferentes porcentajes del total de votantes encuestados afirman que aquellos que dicen o escriben cosas que la mayoría considera “ofensivos”, incluido el discurso racista o sexista, debe tener prohibido un cargo público o un tiempo de cárcel.

Sin embargo, estos votantes a favor del Partido Demócrata representan una minoría en comparación de aquellos que están a favor de la libertad de expresión. Al final el mismo reporte señala que el 80 por ciento de los estadounidenses cree que otorgar a todos el derecho a la libertad de expresión es más importante que asegurarse de que nadie se ofenda.

[súmate a nuestro grupo “Hispanos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Vamos a devolver el poder al pueblo’ – ¿Fue Trump un elegido de Dios [Parte 1]

videoinfo__video2.bles.com||6934e94b0__

Ad will display in 09 seconds