Redacción BLes– En un informe exclusivo del New York Post, un agente demócrata reveló los detalles de las operaciones fraudulentas para manipular las elecciones para los demócratas usando métodos como pagarles a votantes sin hogar, aprovecharse de los ancianos, hacerse pasar por votantes registrados, o imprimir votos falsos, reportó Breitbart

Jon Levine del periódico neoyorquino habló con un agente demócrata, en condición de anonimato, que se ha dedicado por años a producir resultados falsos en elecciones, que van desde el nivel municipal hasta presidencial, y quien sugiere que estas operaciones se van a usar en las próximas elecciones del 3 de noviembre.

“Esto es real y va a haber una maldita guerra el próximo 3 de noviembre sobre esto”, dijo el informante. 

Además explicó, cómo él y su personal colocaban los votos fraudulentos en los sobres simplemente haciendo una fotocopia de los votos, que no vienen con ningún tipo de mecanismo de seguridad. Sin embargo, los sobres no son algo que puedan replicar, y para conseguirlos van casa por casa, convenciendo a la gente de que les den sus votos para que ellos los lleven al correo como parte de un servicio comunitario.

Una vez obtenidos los sobres, los colocan sobre agua hirviendo para que el vapor afloje el pegamento. Una vez despegados, reemplazan el voto verdadero por el falso.

Para evitar sospechas, distribuyen los votos en diferentes localidades. Por ejemplo, en unas elecciones municipales en Paterson, Nueva Jersey, frustraron una operación de fraude al encontrar 900 votos en solo 3 buzones, según el New Jersey Globe.

En algunos casos, simplemente se le paga el empleado del correo: “Tienes un cartero que es un rabioso anti-Trump y trabaja en Bedminster o en algún bastión republicano… Puede tomar esos votos [ya llenos], y sabiendo que el 95% van a un republicano, puede tirarlos a la basura.”

Aprovecharse de los ancianos vulnerables es un método vital para este tipo de operaciones. El informante dijo que él y su personal tienen contacto con empleados de geriátricos que se encargan de llenar los votos para los ancianos.

 En otros casos, simplemente van a los refugios para la gente de la calle y les pagan unos $50 o $60 dólares para que voten a los demócratas.

Otro método que usan es hacerse pasar por otras personas. Por ejemplo, el operativo y sus secuaces buscan a votantes registrados que no son activos, es decir, que normalmente no votan, obtienen sus datos personales y se presentan a votar en persona, falsificando la firma.

Según el informante, a veces estas operaciones involucran altos niveles de funcionarios de las elecciones. Sus hombres doblan los sobres de los votos en una cierta esquina para avisar a sus aliados en la Junta Electoral.

Las operaciones de este tipo se han llevado a cabo principalmente en Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania: “No hay elecciones en Nueva Jersey – desde el Ayuntamiento hasta el Senado de los Estados Unidos – en la que no hayamos trabajado”, dijo el informante al New York Post. “Trabajé en una elección de comisionado de bomberos en el condado de Burlington. Cuanto más pequeña es la carrera, más fácil es hacerla.”

Los problemas con la votación por correo han sido noticias en los últimos tiempos debido a que los demócratas con la ayuda de los medios principales, han estado empujando la idea de que las próximas elecciones del 3 de noviembre se hagan por correo, mientras que el presidente Trump ha estado advirtiendo sobre la susceptibilidad al fraude de este mecanismo.

Los datos de las elecciones federales revelan que desde 2012, alrededor de 28.4 millones de votos de voto por correo, han desaparecido en cada uno de los últimos cuatro ciclos electorales. Según el análisis del Centro de Investigación Pew, hay potencialmente 24 millones de votantes inelegibles o inexactos en los padrones estatales.

Sumado a eso, el estado actual del servicio de correo de los Estados Unidos, USPS, está lejos de ser óptimo para manejar elecciones masivas por correo, lo que presenta un panorama caótico si se llegase a decidir finalmente realizar las elecciones por correo a nivel nacional.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com