Una profesora de un grupo de niños que estaba en el lugar de los hechos, les decía a sus alumnos: “Es muy peligroso lo que está ocurriendo. Vamos hacia aquí. Por favor, no nos quedemos juntitos por causa del coronavirus. Y tampoco de pie”

La preocupación por el coronavirus tuvo que mezclarse por el temor a ser herido por una bala perdida. Muchos de los pequeños se tapaban los oídos, mientras que la docente trataba de que no se juntaran muchos, debido a los protocolos de la pandemia. “Desgraciadamente, tenemos que estar en estas condiciones, sentados en el pasillo de la escuela, teniendo que mantener la distancia y, al mismo tiempo, protegiéndonos de los tiros, que son constantes todas las tardes aquí”, sostuvo la profesora.

El activista social, Rene Silva, compartió el dramático momento en su cuenta personal de Twitter.

“Ustedes logran entender la complejidad de vivir en una favela? Los niños en el corredor se protegen de los tiros, la profesora preocupada por el distanciamiento a causa del COVID. Esa es la realidad de la desigualdad social”, traducción al español.

El hecho sucedió el pasado 19 de marzo, según autoridades brasileñas, era una disputa entre dos grupos criminales de la Zona Oeste de Río de Janeiro.

Según el diario O’ Globo, al hablar con las autoridades, constataron que el hecho no dejó fallecidos ni personas heridas.

Federico Monje Ospina- publimetro.co