Redacción BLes – La Corte Penal Internacional (CPI), dijo el miércoles, que comenzará una investigación formal por crímenes de lesa humanidad en Venezuela bajo el régimen de Nicolás Maduro. 

El fiscal de la CPI, Karim Khan comenzó el lunes su visita al país caribeño donde tras su llegada se sucedieron varias manifestaciones de quienes denuncian detenciones políticas y violaciones de derechos humanos de los detenidos. 

Durante el último día de su estadía en Caracas, Karim Khan, determinó en un memorando de entendimiento que firmó él y el presidente venezolano, que procederá a abrir una investigación para establecer “la verdad de los hechos” en Venezuela, acorde a lo que informó Reuters.

Esta sería la primera vez que un país Latino Americano. Maduro dijo que no está de acuerdo con la opinión de Khan, pero que respeta su decisión y prometió cooperar.

“Respetamos su decisión como estado, aunque hemos dejado claro que no la compartimos”, dijo Maduro. “Hemos firmado un acuerdo que sí garantiza, de manera efectiva, cooperación, complementariedad positiva, apoyo mutuo, diálogo constructivo para buscar la verdad y la justicia”.

El opositor venezolano, Juan Guaido celebró la decisión de la Corte Penal Internacional y lo manifestó en un tuit:

“La apertura formal de la investigación por crímenes de lesa humanidad, por parte de la Corte Penal Internacional, reivindica el derecho de obtener justicia que ha sido denegada en Venezuela para las víctimas y sus familiares”, dijo Guaido.

Además varios grupos de derechos humanos y opositores también aplaudieron la decisión de la CPI. El director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco dijo sobre el escrutinio que se realizará a Venezuela que “es un punto de inflexión”.

Agregó además que “no solo brinda esperanza a las muchas víctimas del gobierno de Maduro, sino que también es una muestra de la realidad de que el propio Maduro podría rendir cuentas por los crímenes cometidos por sus fuerzas de seguridad y por otros con total impunidad en nombre de la revolución bolivariana”.

La CPI mantuvo abierto desde febrero de 2018 un examen preliminar a Venezuela, centrada en acusaciones de detenciones arbitrarias, de tortura y ejecuciones extrajudiciales que habrían sido cometidas por la policía estatal en las protestas contra el régimen de Maduro en 2017.

En diciembre pasado, la anterior fiscal Fatou Bensouda había concluido que había suficientes evidencias de que se habían cometido crímenes que correspondía investigar.

El pase a la fase de investigación se esperaba desde el mes de junio, cuando asumió el fiscal Khan, quien retrasó la decisión ahora. 

Khan dijo que si bien su trabajo era la búsqueda de la verdad de los hechos, no era un ajuste de cuentas y pedía que dejen a su oficina hacer su trabajo de manera independiente, sin intentar politizarlo, acorde a lo que señaló AP. 

Venezuela vive una crisis humanitaria dentro del país que se ha ido profundizando en los últimos años debido a las políticas autoritarias de Maduro. 

La magnitud de la crisis que ha provocado gran escasez de alimentos y medicinas, hizo que millones de venezolanos huyeran del país, pero muchos otros aún permanecen sufriendo las consecuencias devastadoras de dichas políticas.

Vanesa Catanzaro – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.