(Redacción Bles) Antonio Ledezma, ex alcalde metropolitano, se pronunció este martes sobre la muerte de Óscar Pérez, ex inspector del Cicpc sublevado al gobierno de Nicolás Maduro. Sostuvo que el hecho fue un asesinato ordenado por el presidente de Venezuela y que su caso deberá ser juzgado en La Haya.

Oscar Pérez / Instagram

“Oscar Pérez fue ejecutado por órdenes de Maduro. En el mundo resuenan ‘castañuelas’ anunciando que un genocida arremete contra el pueblo venezolano”, dijo Ledezma en su cuenta de Twitter.

El político opositor, que se encuentra en el exilio, explicó que lo ocurrido este lunes se suma a un presunto expediente que se encuentra en el Tribunal de La Haya. “Este capítulo se suma al expediente que circula en el Tribunal de La Haya esperando sentencia contra los que aplican pena de muerte”, comentó en el mismo mensaje.

Ledezma instó a la ciudadanía a hacerle un homenaje a estos ‘mártires’ y a continuar en la ‘lucha’.

El piloto Pérez, ex agente de la policía científica y actor aficionado de 36 años, que se rebeló contra el gobierno de Maduro, estuvo horas acorralado con sus hombres en una casa en la carretera a El Junquito, a 25 km al noroeste de Caracas. Durante el operativo en el que los rebeldes querían entregarse, las fuerzas armadas chavistas los atacaron con diversos dispositivos con el fin de asesinarlos, según los múltiples vídeos difundidos en Instagram por el propio Pérez, durante el operativo.


Oscar Pérez / Instagram

El policía, quien durante sus siete meses en fuga publicó varios vídeos en los que el mismo aseguraba luchar contra la “narcodictadura” y “tiranía” en Venezuela, se convirtió en el hombre más buscado y acusado de terrorismo por el gobierno de Maduro.

Pérez se había hecho conocido públicamente cuando sobrevoló Caracas con un helicóptero policial junto algunos de sus hombres el 27 de junio de 2017, durante las protestas contra Maduro, que dejaron un saldo de 125 muertos. En la sublevación lanzaron 4 granadas contra el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y dispararon contra el Ministerio de Interior. Estos ataques no tuvieron víctimas.