El oro es en el sur de Venezuela la moneda de intercambio comercial, debido a la devaluación del bolívar y escasez de dólares

La involución en Venezuela no se detiene. A los tiempos de los fenicios, babilonios y persas volvieron los venezolanos al pagar con oro desde su comida, las cuentas hospitalarias, alquileres y hasta las mensualidades escolares. El régimen de Nicolás Maduro los llevó a convertir el metal precioso en su moneda oficial ante el declive del bolívar, reconversiones inútiles y la escasez de dólares en efectivo.

Las propiedades míticas, sagradas y ornamentales del oro pasan inadvertidas en el sur del país. Allí los comerciantes fijan los precios de sus productos siguiendo la cotización del oro. La medida, aunque drástica, tiene aceptación entre los compradores.

En un video viralizado en redes sociales se constata como en el estado bolívar se utiliza el llamado “oro cochano” que es el oro en su estado natural y sin proceso de aleación para comprar alimentos de primera necesidad. Quien porta el metal puede adquirir artículos al por mayor para su reventa o consumo particular, con pago directo en gramos de oro mientras que quienes requieren solo 1 kilo de arroz —por ejemplo— tienen la opción de pagar con dólares en efectivo.

En establecimientos cercanos a la frontera con Brasil también se aceptan pago con reales, la moneda nacional brasileña, un hecho reportado por CriptoNoticias.

Le recomendamos:BOMBA | Revelan que Soros FINANCIA a 37 relatores especiales de la ONU

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Con valor fluctuante

El valor del oro está sujeto a la cotización calculada en pesos colombianos o dólares americanos. Un décimo de gramo de oro —alrededor de cinco dólares— serviría para comprar algunos artículos de primera necesidad. El precio del gramo de oro en los mercados regulados oscila actualmente entre los 44 dólares (18 kilates) y los 59 dólares (24 kilates).

Es parte del “sueño dorado que está en las minas, ubicadas en las entrañas del estado Bolívar. Para los mineros todo vale la pena”, aseguró Medium.

Los riesgos quedan a un lado, entre ellos, los padecimientos de malaria que atacan sin clemencia en las minas, cuyos pozos son criaderos gigantes del mosquito transmisor de esta enfermedad que dejó 232.000 nuevos casos en el país desde el año 2016, de acuerdo con datos de la Sociedad Venezolana de Salud Pública.

Jhonathan Veracierta, representante de la Asociación de Comerciantes de Puerto Ordaz, explicó que anteriormente eran solo los mineros quienes viajaban hacia el sur para extraer el oro pero ahora acuden desde cualquier ciudad a los 11 municipios del estado.

Hay interés. El valor de una grama (un gramo) de oro cuadruplica el salario mínimo. “Es la salvación para muchos en un país que vive la peor crisis económica”.

Incluso, la delincuencia organizada también opta por vender los animales robados a cambio de oro incrementando la inseguridad en la zona dominada por grupos irregulares que controlan y manejan las zonas mineras desde el año 2006, cuando se registró la primera matanza en La Paragua, en el municipio Raúl Leoni, donde asesinaron a más de seis mineros.

Ya se cuentan 40 asesinatos masivos. Siete de ellos en el municipio Caroní. La presencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) desde el sur al oeste impulsan además del contrabando oro, el coltán y diamante”.

Sin valor

¿Y los billetes venezolanos? Los de baja denominación del bolívar son utilizados por los comerciantes del oro para envolver el oro. Los compradores reciben el oro envuelto en un billete venezolano que luego es desechado porque no representa ningún poder de compra.

El tipo de oro cambia dependiendo de lo que se vaya a comercializar, además Medium explica que el oro puro es el metal fundido o analizado, mientras que el oro mina solo ha sido pesado en una balanza para tener solo sus características básicas. “Por ejemplo, cuando se habla de comprar carros, celulares, o casas, se habla de oro puro; y cuando se trata de alquileres, es oro de mina”.

Educación en las mismas

El mineral es una moneda de transacción que sirve para pagar matriculas escolares. Hay liceos que exigen un pago de cuatro gramos de oro como mensualidad por ser una moneda de cambio estable.

Bolívar es un “Estado paralelo, ajeno a las leyes establecidas, la tierra del nombre del Libertador cayó en la anarquía. Distintos factores diseñaron el estado fallido en el sur de la nación donde la presencia del crimen organizado y de los grupos guerrilleros perjudica a las comunidades, desvía los escasos recursos y dispara las tasas de homicidios”.

Desde el régimen

El régimen de Nicolás Maduro es parte de la práctica. Miraflores utilizó lingotes de oro para comprarle productos agrícolas a la empresa italiana Casillo, que tenía contratado a un “lobbista” internacional de lujo: Diego Armando Maradona.

En un informe financiero divulgado por Infobae esta firma en 2019 vendió algunos de los lingotes de oro que le había entregado Maduro.

Ante el bloqueo de sus cuentas bancarias, el régimen optó por esta modalidad en los últimos años ese método para sus negocios. En el “Informe Anual Integrado” de la compañía aparece una mención puntual a los lingotes de oro.

En la página 130 del documento publicado en inglés y en italiano aparece que “otros ingresos financieros por importe de 468.000 euros se compone de 144.000 euros de intereses devengados en cuentas bancarias y 306.000 euros de la plusvalía realizada por la venta de lingotes de oro adquiridos durante el año como pago de cuentas a cobrar de carácter comercial con el venezolano cliente “Corporación Venezolana de Comercio” a Esposito Preziosi Srl”.

De ese total, Maradona cobraba un porcentaje por sus gestiones. Su función era “abrir nuevos mercados” o realizar gestiones en América Latina, especialmente en tres países: Cuba, Nicaragua y Venezuela. La cuestión sobre el pago en oro reflotó a partir de dos audios.

Gabriela Moreno – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.