Redacción BLes – Nicolás Maduro destinó 5 millones de dólares para desplegar una red de espionaje y subversión en territorio colombiano.

La directriz publicada y comentada en el periódico TIEMPO ordenaba a la inteligencia venezolana que evaluara las posibles amenazas “provenientes de Colombia y Estados Unidos”.

Ofrecía instrucciones precisas, según los agentes de inteligencia citados por el medio, al Comando Estratégico Operacional de las Fuerzas Armadas de Venezuela, (CEOFANB), para el despliegue de “redes de inteligencia exterior en territorio colombiano, para adelantar operaciones encubiertas en torno a factores militares y amenazas provenientes de Colombia y de Estados Unidos”.

Posteriormente -algo que alcanzó su máximo nivel desde que el presidente Iván Duque decidió liderar la cruzada contra Maduro-, la misión se amplió para infiltrarse en concentraciones y protestas, y controlar a refugiados cubanos que residen en Colombia y a autoridades del país y extranjeras que apoyan al presidente interino Juan Guaidó.

El informe declara que pese a que el centro de operaciones era Bogotá, se encontraban al menos 50 agentes desplegados en otras regiones de Colombia, pertenecientes al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebín).

Las autoridades colombianas, por su parte, han identificado y expulsado a más de diez acusados de trabajar para Maduro en los últimos meses, cinco de los cuales fueron arrestados durante los preparativos del concierto “Venezuela Live Aid” portando pasaportes fronterizos falsos.

Ir a la Portada de BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube BLes Mundo? ¡Suscríbase!

Video Destacados