Redacción BLes – Expertos e investigadores en Washington advierten que el grupo terrorista islámico Hezbolá está operando en Venezuela.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, denunció el miércoles 5 de junio que Irán y los terroristas de Hezbolá lideran acciones de delincuencia trasnacional organizada en Sudamérica.

“Irán y Hezbollah tienen una sólida base de operaciones en Sudamérica en alianza con la narcodictadura de Nicolás Maduro. Si fracasamos en Venezuela, representa una victoria para el terrorismo, la delincuencia transnacional organizada y el antisemitismo”, advirtió el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) según Infobae. 

En este sentido el secretario de Estado Mike Pompeo declaró en febrero que “Hezbollah tiene células activas y que con su accionar, los iraníes, están afectando a los pueblos de Venezuela y de toda América del Sur”, de acuerdo con el mismo medio.

Por su parte, el Grupo de Lima condenó el jueves 6 de junio la vinculación del régimen de Nicolás Maduro en acciones ilícitas de terrorismo y narcotráfico.

La organización internacional integrada por 12 países, instó “a la comunidad internacional a tomar acciones ante el creciente involucramiento del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro en distintas formas de corrupción, narcotráfico y delincuencia organizada transnacional que implica a sus familiares y testaferros, así como el amparo que otorga a la presencia de organizaciones terroristas y grupos armados ilegales en territorio venezolano y el impacto en la región de sus actividades”, según un comunicado reproducido íntegramente por El Confidencial.

Según expertos de Washington, se trataría de una red de tráfico de cocaína para financiar actividades terroristas en todo el mundo en alianza con el régimen bolivariano de Venezuela. 

“Venezuela es un punto de tránsito clave para la cocaína, y Hezbolá tiene una importante red de negocios de apoyo en Venezuela, muchos con conexiones a Colombia, Panamá y las Antillas Holandesas, que luego se utilizan para lavar dinero con los ingresos de las drogas”, explicó Emanuele Ottolenghi, investigador de la Fundación para la Defensa de las Democracias (FDD por sus siglas en inglés), con sede en Washington DC.

Los expertos aseguran que Irán ha sido muy afectada por las sanciones de Estados Unidos. Por esta razón se ha desplazado a Latinoamérica y en especial a Venezuela para lograr financiación del narcotráfico con la que continuar sustentando grupos terroristas como Hezbolá. 

De acuerdo con la FDD más de 50 naciones ahora reconocen a Juan Guaidó como el legítimo presidente interino de Venezuela.

“Pero Cuba, Rusia, Irán y China han formado una alianza antiamericana y autoritaria para apuntalar a Nicolás Maduro, quien, siguiendo los pasos de Hugo Chávez, ha convertido lo que una vez fue una tierra rica, libre y prometedora en un infierno empobrecido y opresivo”, aseguran los expertos.


¿Qué pasará con el preciado oro de Venezuela?

¿Qué pasará con el preciado oro de Venezuela?
Nicolás Maduro, al centro. (Imagen de archivo)

La agencia de noticias Bloomberg reportó este martes que debido a que el gobierno de Nicolás Maduro incumplió los pagos de los intereses de un préstamo de 750 millones de dólares otorgado por Deustche Bank en 2016, el banco alemán se vio obligado a quedarse con las 20 toneladas de oro que Caracas le había dado en garantía, antes de que se venza el contrato de pago en 2021.

Analistas explican que el déficit fiscal de la administración de Maduro y la caída estrepitosa de la producción petrolera, y por consiguiente de los ingresos en divisas, ha llevado a que el gobierno venezolano se vuelque al uso del oro como salvavidas para su financiamiento, ya sea a través de la venta de oro producido en el país o de la puesta en garantía de oro de las reservas en operaciones swap para solicitar préstamos en efectivo.

¿Quién recibe el dinero, Maduro o Guaidó?

Según las informaciones, luego de que Deutsche Bank proceda a tomar control de las 20 toneladas de oro quedarían 120 millones de dólares como diferencia dado que el precio del metal dado en garantía supera el monto del préstamo el día de hoy. Esto lleva a la pregunta: ¿quién entonces va a recibir esa diferencia?

La respuesta no está clara. El experimentado economista, profesor universitario y exdirector de la estatal petrolera Pdvsa, José Toro Hardy, dice a Deutsche Welle que es “difícil establecerlo” por la falta de antecedentes y casos similares.

“No hay situaciones como la que ocurren en Venezuela. Esta es la mayor crisis económica a escala internacional generada en tiempos de paz”, sentencia el experto.

Consecuencias del impago a Deutsche Bank

El incumplimiento de pagos del gobierno de Maduro trae consecuencias negativas adicionales para la economía de Venezuela, además de la obvia fuga de dinero que representa la pérdida del oro. En una oportunidad anterior, en octubre de 2017, el gobierno venezolano falló en pagar un canje acordado con Deutsche Bank, que le había prestado 1.200 millones de dólares, para lo que Maduro puso 1.700 millones de dólares en oro en garantía, según reportó la agencia de noticias Reuters.

También tenía un préstamo de Citibank de 1.100 millones de dólares que vencía en marzo de 2019. Los rumores de los posibles impagos que estos dos casos generaron encendieron las alarmas y se temía que Venezuela perdería los lingotes que dio como garantía. Afortunadamente, el gobierno venezolano logró cumplir su compromiso con las dos instituciones el año pasado y en enero de este año, según Reuters.

Pero esta nueva situación con Deutsche Bank viene a empeorar las cosas. “Esto deteriora la calificación de riesgo del gobierno de Maduro, en momentos en que el déficit fiscal en Venezuela luce cada vez más incontrolable y este tipo de situaciones cierra el acceso a financiamiento internacional”, explica Toro Hardy.

“El hecho de la pérdida del oro dado en garantía pone en evidencia la gravísimas dificultades por las que está atravesando el gobierno para cumplir con su obligaciones en términos generales”, agrega.

¿Se puede culpar a las sanciones?

Algunos culpan a las recientes sanciones de Estados Unidos sobre sectores clave de la economía venezolana, como la industria petrolera, de la imposibilidad del gobierno venezolano de honrar sus deudas. El Departamento del Tesoro también sancionó en marzo a la empresa estatal Minerven, encargada del oro venezolano, y a fines del año pasado las exportaciones del preciado metal.

Sin embargo, otros aseguran que las sanciones no son la causa de los impagos. “Las cifras que acaba de publicar el BCV con años de retraso evidencian un severísimo deterioro de la economía venezolana, una caída sin precedentes del PIB, una inflación altísima, que se genera mucho antes de la entrada de las sanciones”, apunta Toro Hardy a DW, dado que las sanciones contra Pdvsa solo fueron impuestas en 2018 y 2019.

“La producción petrolera ha venido cayendo. En 1998, cuando el presidente Chávez llega al poder, Venezuela estaba produciendo 3,5 millones de barriles diarios y de haberse cumplido con todas las inversiones que se habían previsto, Venezuela debería estar produciendo hoy en día por encima de 5 millones de barriles diarios”, continúa Toro Hardy.

El economista cita dos fuentes para sustentar su aseveración: “Según la OPEP, la producción petrolera está en algo más de 700.000 barriles diarios, y según Argus, que es quizás la principal fuente de información energética que existe, está en el orden de los 500 mil barriles. En 2018, antes de las sanciones, ya la producción había caído en cerca de 700.000 barriles diarios con respecto al año anterior, y en 2017 había caído en 650.000 barriles con respecto a 2016”.

Para Toro Hardy, el origen de la crisis económica del gobierno de Maduro, y la razón por la que recurre al oro para financiarse, está en los años 2002 y 2003 “cuando el presidente Chávez despide a 20.000 trabajadores de Pdvsa, que en promedio tenían 15 años trabajando en la industria y acumulaban 300.000 años de experiencia y conocimiento en conjunto”.

Por el momento, solo queda esperar la decisión de Deutsche Bank de si le devolverá el dinero a Maduro o lo pondrá en una cuenta a la que Maduro no tenga acceso, como pide la oposición venezolana.

Fuente: DW

El oro de Venezuela se desvanece bajo el régimen de Maduro: Pierde 20 toneladas por falta de pago

El líder socialista Nicolás Maduro
El líder socialista Nicolás Maduro

La Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora, “va a definir pronto la estrategia a seguir” en torno a un préstamo que Deutsche Bank otorgó a Venezuela en 2016, cuya garantía será ejecutada por el banco alemán por retrasos de la Administración de Nicolás Maduro en el pago de intereses, indicó el miércoles el diputado José Guerra.

Guerra, quien es economista y miembro de la Comisión de Finanzas del Parlamento, explicó que “la Asamblea va a definir pronto cuál es la estrategia a seguir allí”, por cuanto advirtió que la ejecución de la garantía se realizará efectivamente.

En tal caso, Deutsche Bank “va a vender el oro y se va a cobrar”, aunque a su juicio “el tema aquí relevante es qué va hacer con la diferencia”.

En 2016, la Administración de Nicolás Maduro solicitó un préstamo en efectivo al Deutsche Bank y dio en prenda 20 toneladas de oro, sobre las cuales el banco alemán ejercerá la garantía por los retrasos en el pago de los intereses.

Guerra explicó que, si hay una diferencia entre el precio al cual se pactó la operación y el precio al cual el banco va a vender el oro, esta “va a generar una caja a favor de alguien”.

Según informó la agencia Bloomberg el martes (4.06.2019), el Deutsche Bank toma ahora el control de las cerca de 20 toneladas de oro, las cuales, según el precio de ese metal a esa fecha, corresponderían a unos 860 millones de dólares. Deutsche Bank está en derecho de hacerlo, ya que Venezuela incumplió su obligación de pago de intereses por la suma en préstamo.

A juicio de José Guerra, “la pregunta es: ¿(la diferencia) se la va a entregar el Deutsche a Maduro o se la va a entregar a Guaidó?”.

Los contactos con el banco alemán, indicó, se dieron “previamente”.

Antes de que el 23 de enero pasado el líder del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, se proclamara como presidente encargado, el pleno de los diputados solicitó el 15 de enero a 46 países que limitaran el acceso del Gobierno de Maduro a los recursos de Venezuela en esos territorios.

Según el acuerdo, votado por la mayoría opositora y con el que se busca “garantizar la protección” de activos, se pidió a las autoridades de estos 46 países que “instruyan a los organismos regulatorios de las entidades financieras la prohibición expresa de cualquier manejo de activos líquidos del Estado venezolano”.

Asimismo, el Parlamento cursó la misma petición a los bancos privados de este grupo de países que incluye a los 28 integrantes de la Unión Europea, Estados Unidos, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Bulgaria, Rusia, China, Turquía y Emiratos Árabes.

Fuente: DW

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y recibe las 5 noticias más destacadas del día de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!