Redacción BLes – La mortalidad infantil bajo el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela se ha disparado al punto de que analistas ya hablan de genocidio. 

Expertos alertan de que el deterioro de las condiciones médicas y alimenticias bajo el régimen bolivariano de Maduro está provocando la aparición de afecciones que ya estaban erradicadas y convirtiendo enfermedades comunes en plagas mortales, especialmente para los más vulnerables, los niños. 

“La situación actual de salud se encuentra en un punto de inflexión muy delicado”, dijo a Fox News Ephraim Mattos, director ejecutivo de Stronghold Rescue & Relief.

Dailis, de 15 años de edad, tiene esclerosis sistémica progresiva que vive en un pueblo a tres horas de las afueras de Caracas en un hogar de madres solteras. Ella también sufre de desnutrición severa, es tan débil que no puede caminar y apenas puede hablar. (
Dailis, de 15 años de edad, tiene esclerosis sistémica progresiva y vive en un pueblo a tres horas de las afueras de Caracas en un hogar de madres solteras. Ella sufre además de desnutrición severa, está tan débil que no puede caminar y apenas puede hablar.

“Nunca sabremos el número exacto de personas que han muerto debido a la corrupción del gobierno de Maduro, pero lo que está sucediendo en Venezuela, especialmente a los niños, no es otra cosa que genocidio”, añadió Mattos. 

Venezuela, una de las economías más pujantes de la región hace solo unos años, se ha convertido en una nación empobrecida, quebrada y carente de los más elementales servicios básicos. 

“Una de las mayores crisis de salud que enfrentan los niños es la disentería simple causada por los alimentos contaminados y el agua que se ven obligados a comer y beber solo para sobrevivir en Venezuela”, explicó el experto.

“La disentería hace que los niños estén aún más desnutridos y deshidratados, lo que complica aún más el problema”, dijo Mattos.

“Los niños que deberían no solo sobrevivir, sino también prosperar, mueren innecesariamente todos los días”, aseveró. 

El año pasado, la Federación de Farmacéuticos de Venezuela estimó que el país sufría una escasez de medicamentos del 85 por ciento y las condiciones continúan en espiral, según el mismo medio. 

Francisco Valencia, activista venezolano de los derechos humanos y protagonista de la nueva película presentada en el festival de Human Rights Watch, ‘¿Está todo bien?‘,  dijo que “Venezuela está experimentando una emergencia humanitaria compleja y ha bloqueado cualquier cooperación internacional que pueda aliviar la emergencia”.

Este jueves 11 de julio Rick Scott, senador estadounidense también se refirió a la situación actual de Venezuela como un genocidio. 

“Genocidio. Maduro y sus matones están haciendo que los niños sufran, mueran de hambre y mueran debido a las malas condiciones de vida, la falta de alimentos y la deshidratación”, escribió el senador en Twitter.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Video Destacados