El régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y su persistencia en el poder están creando los antecedentes para que los gobiernos izquierdistas de la región repliquen sus irregularidades, tal sería el caso de Evo Morales en Bolivia.

Las recientes elecciones presidenciales en el país andino han causado gran preocupación no solo a nivel continental, ya que además de la Organización de Estados Americanos (OEA), los Estados Unidos y la Unión Europea (UE), secundada por Alemania, piden una segunda vuelta.

En medio de las ininterrumpidas protestas de los bolivianos contra las elecciones que consideran fraudulentas, y que finalmente conceden al presidente Evo Morales un muy ajustado triunfo en la primera vuela, el secretario general de la ONU, António Guterres, también avala la auditoria a los comicios como le han solicitado.

La irregularidad en la transmisión del conteo de los votos disparó las alarmas, cuando luego de augurarse una segunda vuelta entre el presidente Evo Morales y el candidato opositor Carlos Mesa, se suspendieron los datos por varias horas luego de las cuales estos favorecían al mandatario boliviano.

Así, pasados más de tres días de cerradas las actas de votación, Morales se proclamó presidente de Bolivia por cuarta vez.

Como ha sido típico en el régimen venezolano, podría esperarse que en Bolivia el mandatario acuse al “imperio” de injerencia indebida en sus asuntos internos y que diga que todas las protestas están motivadas por un ataque de “la derecha”, argumentos de los que se ha valido Nicolás Maduro para justificar la crisis en la que se ha sumido su país, y para mantenerse en el poder.

En Venezuela las manipulaciones de las instituciones y del sistema permitieron a Nicolás Maduro hacerse con el poder e implantar un régimen socialista fuertemente respaldado por el régimen comunista cubano.

No en vano Evo Morales forzó los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016 para presentarse por cuarta vez como candidato a la presidencia, con la aprobación del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y desconociendo los resultados en las urnas.

Es de esperar que, de acuerdo con el modelo establecido por el régimen de Caracas, se proceda a la persecución de los oponentes a medida que se intensifican las reclamaciones.

Además del procedimiento arbitrario del que se acusa a Evo Morales, recientemente la región ha sido sacudida con revueltas sociales que se consideran auspiciadas por la izquierda en países como Ecuador, Colombia y Chile.

Se une a todo ello la denuncia hecha por Julio Borges, Comisionado Presidencial para las Relaciones Exteriores de Venezuela, designado por el presidente interino Juan Guaidó, en rueda de prensa el 24 de octubre, “para presentar las pruebas de la desestabilización regional que impulsan Nicolás Maduro y el régimen cubano”.

El dignatario también trajo a colación las actividades del expresidente ecuatoriano Rafael Correa, quien estaría involucrado en la agitación regional experimentada en los últimos meses.

Dijo Borges que era “importante mencionar que el expresidente Rafael Correa estuvo en Venezuela el 10 de septiembre y el 14 de septiembre en Cuba, y que una parte de su gabinete, ministros y exministros, estuvieron hospedados en Venezuela durante meses antes de las protestas”.

Igualmente mencionó los casos de Colombia y Chile, naciones sobre los que se habló en el Foro de Sao Paulo, reunido en Caracas, Venezuela entre el 25 y el 28 de julio.

Queda la incertidumbre acerca de cuánto habrá penetrado la influencia comunista del régimen cubano en Bolivia. Es de recordar que allí fue donde murió Ernesto “Che” Guevara mientras trataba de implantar su ideología en Sudamérica, hace 52 años.

José Ignacio Hermosa – BLes

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Sigue leyendo:

. “Un monumental fraude”: El candidato Carlos Mesa lidera protestas contra Evo Morales tras elección en Bolivia.

. Elecciones en Bolivia: Cómputo final le da triunfo a Evo Morales mientras aumentan las protestas.

. Presentan pruebas que involucran a Maduro y al régimen cubano con la “desestabilización regional”.

Te puede interesar: Informe especial: ‘Bodies’, la macabra exposición de cadáveres plastinados

videoinfo__video2.bles.com||6c0e23ceb__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.