WASHINGTON — La detención de periodistas por informar sobre la epidemia del virus del PCCh y la proliferación de desinformación en redes sociales marcan el pulso de la lucha contra el virus del PCCh en Venezuela.

“La lucha de Maduro contra el virus se libra más en las salas de redacción que en los laboratorios clínicos”, dijo Carmen Beatriz Fernández, investigadora de la Universidad de Navarra (España) en una teleconferencia organizado este viernes por el centro de pensamiento Atlantic Council.

El domingo 22 de marzo, el periodista Darvinson Rojas fue detenido por agentes de las FAES y acusado —en una audiencia, días después— de instigación al odio e instigación pública.

Según el Sindicato de Trabajadores de la Prensa (SNTP), el reporterismo de Rojas sobre el virus del PCCh en el país y sus mensajes en redes sociales desencadenaron el arresto.

Varias organizaciones en defensa de la libertad de expresión, como el Comité para la Protección de Periodistas y Amnistía Internacional denunciaron el arresto y pidieron la inmediata liberación de Rojas

Según Fernández, frente a la pandemia, el gobierno en disputa está ejerciendo “el control de la información de una manera férrea”.

Además de actos directos contra periodistas, como en el caso de Rojas, también se ha visto en Venezuela un aumento de la desinformación en redes sociales desde que comenzó la epidemia, que ya ha dejado más de 100 infectados, según los datos oficiales.

“Twitter no es un espacio libre de una forma distinta de censura como lo es la desinformación”, explicó María Virginia Marín, directora de ProBox, una firma de análisis digital, en el conversatorio celebrado el viernes.

ProBox encontró que en el mes de marzo se ha duplicado la cantidad de tuits que han sido tendencia en Venezuela: 9.5 millones de tuis versus 4.5 millones en febrero, dijo Marín.

Entre tantos mensajes, Marín y su equipo encontraron “usuarios falsos, que buscan crear alarma para desviar atención” y dio como ejemplo el #CoronavirusEnVenezuela, que fue tendencia en el país el mismo día que el presidente interino, Juan Guaidó, fue presuntamente atacado por colectivos en el estado Lara.

Según el Sindicato de Trabajadores de la Prensa (SNTP), el reporterismo de Rojas sobre el virus del PCCh en el país y sus mensajes en redes sociales desencadenaron el arresto.

Varias organizaciones en defensa de la libertad de expresión, como el Comité para la Protección de Periodistas y Amnistía Internacional denunciaron el arresto y pidieron la inmediata liberación de Rojas

Fuente: Voz de América

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds

Temas: Categorías: América Venezuela

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.