Luisa Ortega Díaz, ex Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela ha sido partícipe de un gran caso de corrupción donde está involucrado un empresario del mismo país, quien se declaró culpable de pagar un millón de dólares en sobornos junto con dos personas que están asociados al caso, anunció AP News.

Ortega, quien ha desafiado al presidente actual de Venezuela, Nicolás Maduro y también se ha pasado al bando opositor está en la mira por este caso de corrupción, puesto que Carlos Urbano Fermín el empresario indicó que pagó aproximadamente $1 millón de dólares por sobornos a un “fiscal de alto rango” de Venezuela para “garantizar” cualquier otra evaluación e investigación sobre su amplio contrato de construcción con la empresa petrolera del país, PDVSA.

Las personas familiarizadas con el caso informaron que Ortega es el funcionario anónimo mencionado y negociaron revelar más información solo si se les mantenía el anonimato, pues la investigación no iba a ser hablada, ya que la misma sigue en curso.

Por su parte, la ex fiscal no ha respondido de manera inmediata a una solicitud de comentarios y declaraciones, sin embargo, en el 2021 cuando Fermín fue acusado, Ortega indicó que dichas acusaciones de soborno han sido causadas por el arresto del hermano del empresario en Venezuela, así como fue un intento del gobierno de Maduro para forzar una confesión y ensuciar su reputación.

A través de una declaración extensa de tres páginas que acompaña a la declaración de culpabilidad de Fermín, el empresario anunció que en el período entre los años 2012 y 2016 las compañías adquiridas por él presentaron diversos contratos con tres empresas en conjunto con PDVSA y otras compañías petroleras internacionales, entre las cuales están  Rosneft de Rusia, Total de Francia. SA. y China National Petroleum Company.

Es así como en el 2017 el despacho de Ortega investigó dichos contratos con las empresas mencionadas en las adyacencias del Orinoco, lugar donde se encuentra las reservas del crudo más grandes del mundo, según lo anunciado por Fermín.

Y casi al mismo tiempo de esto, Fermín fue afrontado por un abogado venezolano cercano al Fiscal de alto rango anónimo garantizándole que podría revocar cualquier investigación de índole criminal, señaló el empresario.

El mismo abogado se autoproclamó como una “póliza de seguro” y también informó al acusado que tenía la capacidad de prevenir cargos penales”, esto es extraído del expediente judicial.

Luego de lo mencionado, Fermín transfirió un millón de dólares de los Estados Unidos a una cuenta con destino al funcionario de alto rango anónimo, así como un pago de 100.000 dólares a un banco ubicado en Coral Gables en Miami.

Es así como el gobierno venezolano no expuso pruebas contra las compañías de Fermín durante el período de Fiscal General de Ortega. Aunque en el mismo año 2017, cuando inició la gestión de Tarek William Saab acusó a Fermín y sus dos hermanos, pero solo uno de ellos fue arrestado.

Hace 12 meses Michael Berger, fiscal federal adjunto acusó a Fermín pero apenas este mes fue que arrestaron al empresario y se declaró culpable esta semana, aunque quedó libre tras pagar una fianza de 100.000 dólares pero se cree que está cooperando con los investigadores. De igual forma, se estima que para septiembre de este año se le sentencie.

El periodista de AP, Joshua Goodman publicó en su Twitter la medida que los fiscales de Miami están tomando en este caso con el siguiente comunicado: En una nueva presentación, los fiscales de Miami dicen que están tomando “medidas de investigación clave adicionales” contra un alto funcionario venezolano implicado en un caso de soborno. El funcionario anónimo fue identificado anteriormente como ex Fiscal General, @lortegadiaz un enemigo de Maduro.

Natasha Palís – Miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.