La reunión informal pactada para el martes 28 de abril en el Consejo de Seguridad de la ONU, sobre la crisis humanitaria en Venezuela, concluyó con la exigencia de Estados Unidos para que el régimen de Nicolás Maduro deje de entorpecer la ayuda humanitaria que necesitan los venezolanos.

La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Kelly Craft, lanzó varios tuits que resumen la reunión, que se realizó a puertas cerradas.

“Seguimos pidiendo al régimen de Maduro que deje de retrasar, bloquear y socavar los esfuerzos de asistencia humanitaria”, dijo Kelly.

La diplomática dijo que las exigencias buscan “detener la falta de información severa”, agudizadas por la pandemia de virus del PCCh (Partido Comunista Chino) y que los “abusos de derechos humanos” sólo empeoran la crisis actual.

La reunión fue programada para “una breve exposición” de Reena Ghelani, jefa de la oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

“Estados Unidos está con la gente de Venezuela”, dijo la embajadora Kelly, quien además acusó a Maduro por crear “una catástrofe económica y humanitaria, que ha llevado directamente a la mayor salida de refugiados en la historia del hemisferio occidental”.

Según datos de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR, por sus siglas en inglés) hay más de 5 millones de migrantes venezolanos dispersos por el mundo.

Sin embargo, el embajador de Rusia ante el Consejo, Dmitry Polyanskiy, dijo sobre Venezuela: “El país está mejor que muchos de los países de Latinoamérica, por lo que la discusión fue muy artificial”.

Polyanskiy se refirió a las que habrían sido algunas de las intervenciones como “eslóganes predecibles contra Maduro”, dijo que otros miembros “plantearon la cuestión de las medidas coercitivas ilegales unilaterales de EE.UU.”, y reafirmó su apoyo al gobierno en disputa: “Rusia se queda con Venezuela”.

Esta es la segunda vez en menos de una semana que los miembros del Consejo discuten sobre Venezuela, desde que el pasado 22 de abril otra reunión sobre este tema fue solicitada por Rusia.

La embajadora Kelly aseguró que “Estados Unidos es el mayor donante humanitario que responde a esta crisis, ayudando a los venezolanos en sus hogares y en 16 países vecinos”, y mencionó 9.000.000 millones de dólares por ese concepto, a los que ya se había referido el presidente interino, Juan Guaidó en una reciente reunión del Atlantic Council.

En esta misma semana dos altos cargos estadounidenses, el secretario de estado, Michael Pompeo y el encargado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, exigieron también a Maduro que deje de obstaculizar la entrada y distribución de ayuda humanitaria en Venezuela.

El embajador del gobierno en disputa de Venezuela, Samuel Moncada, dijo el lunes, ante el anuncio de la reunión que ésta serviría para ” (…) denunciar el crimen de exterminio de [Donald] Trump contra nuestro pueblo y derrotar la propaganda que, cínicamente, lo presenta como “salvador””.

Fuente: Voz de América.

Te puede interesar: Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Ad will display in 09 seconds