Redacción BLes – El legendario entrenador de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), Mike Ditka, dijo: “Váyanse del país”, cuestionando a los atletas que se arrodillan durante el himno nacional uniéndose a las protestas del movimiento Black Lives Matter (BLM) de Estados Unidos.

“Creo que hay una forma de protestar y hay otra forma de no protestar. No protestes contra la bandera, no protestes contra el país que te ha dado la oportunidad de ganarte la vida jugando un deporte”, enfatizó Ditka de acuerdo con un video publicado el 26 de julio.

“Si no puedes respetar nuestro himno nacional, sal del país”, recalcó el famoso entrenador del equipo Chicago Bears, que logró un lugar en el Salón de la Fama de EE. UU., según TMZ.

Ditka, ahora de 80 años, también conocido como “Iron Mike”, jugó, entrenó y fue comentarista de fútbol americano. Jugó en la NFL desde 1961 hasta 1972 con los equipos Chicago Bears, Philadelphia Eagles y Dallas Cowboys.

El resurgimiento del movimiento BLM a partir de la muerte del afroamericano George Floyd el 25 de mayo bajo custodia policial, incitó a un amplio sistema de protestas en contra del racismo, que se expresan en el deporte con gestos considerados como antipatrióticos.

La Liga Mayor de Béisbol (MLB) y la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) de Estados Unidos permitieron a sus jugadores expresar su apoyo al movimiento BLM a través de sus uniformes y otras prendas usadas durante los entrenamientos.

El día de apertura de la MLB a principios de esta semana, los jugadores de los equipos Washington Nationals y New York Yankees se arrodillaron durante un minuto mientras sostenían un paño negro ubicado detrás de las líneas de faltas. Los equipos se levantaron para escuchar el himno.

Por su parte, el 25 de julio, las jugadoras de los  equipos New York Liberty y del Seattle Storm, vinculados a la Asociación Nacional Femenina de Baloncesto (WNBA), salieron de la cancha al sonar el himno nacional de EE. UU. en señal de protesta, lo que se considera una falta de respeto al país.

Esta acción fue anunciada antes por la asociación como una forma de abordar la “larga historia de desigualdad, prejuicios implícitos y racismo de la nación”.

Frente al anuncio, la senadora Kelly Loeffler (Republicana por el estado de Georgia), co-propietaria del Atlanta Dream, otro equipo femenino de baloncesto, condenó la nueva iniciativa de la WNBA, diciendo que debería haber “menos, no más política en los deportes”.

Loeffler  propuso que la liga pusiera la bandera americana en cada camiseta y llamara a la unidad celebrando “los valores de libertad e igualdad para todos”, pero no fue escuchada.

Por otro lado, Beth Baumann, editora asociada del medio Townhall apoyó la postura de Ditka.

“Tienes que darle crédito al defender sus creencias, a nuestra nación y contra los que quieren silenciar a los conservadores. Si más personas con influencia dijeran lo que sienten en vez de lo que creen que deben creer, la mayoría silenciosa estaría mejor representada en toda nuestra nación y en Hollywood”, declaró Baumann. 

Las manifestaciones BLM han causado cientos de muertes y daños significativos en muchas ciudades de Estados Unidos, al parecer por miembros de grupos radicales izquierdistas como Antifa, que también piden desfinanciar a la policía. 

Para muchos en el país, el movimiento es impulsado por los demócratas con objetivos políticos, dada la proximidad de las elecciones presidenciales. 

 José Ignacio Hermosa – BLes