Dos estatuas de Jesucristo fueron vandalizadas con un mes de diferencia en una iglesia de Miami Shores, dijeron las autoridades que están llevando a cabo una investigación de lo sucedido.

El pasado 29 de agosto fue vandalizada la primera estatua en la iglesia de Santa Marta, y un mes después fue destrozada otra al otro lado de la calle en la oficina parroquial.

Mary Ross Agosta, Directora de Comunicaciones de la Arquidiócesis de Miami, se preguntó si es relevante que los ataques se dieron exactamente con un mes de diferencia.

Una estatua fue decapitada, mientras que a la otra le quitaron la mano.

“Falta la cabeza, falta un brazo y su mano izquierda está destrozada. Las estatuas están bendecidas, por lo que son sagradas, así que esto es difamación de un espacio sagrado”, dijo Agosta a 7 News.

Agregó: “Como católica, es ciertamente descorazonador ver atacadas a las estatuas de Cristo. Como ser humano, como persona que tiene una fe religiosa, ya sea católica, protestante, judía o musulmana o no, es descorazonador que se ataque a cualquier facción del simbolismo de la religión”.

“Esto es algo que le he pedido al departamento de policía que considere un crimen de odio”, agregó.

Las reparaciones de las estatuas en Miami Shores costarán miles de dólares.

Erika Hernandez – Miami Diario

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.