Redacción BLes– Luego de la gran cantidad de denuncias presentadas por fraude electoral en el estado de Arizona, el Partido Republicano presentó un pedido para tomar una muestra aleatoria de 100 boletas electorales a fin de determinar el porcentaje de fraude. El miércoles anunció los resultados que concluyeron en que al menos 3 boletas de la pequeña muestra habían sido alteradas para quitárselos al presidente Trump y otorgarlos al candidato demócrata Joe Biden.

La desconfianza sobre el proceso electoral en el estado de Arizona continúa creciendo. A raíz de las denuncias realizadas, el Partido Republicano estatal presentó una demanda en Arizona para auditar una muestra de 100 boletas tomadas arbitrariamente para demostrar que hubo un fraude electoral masivo, según reportó The Gateway Pundit.

El miércoles se anunciaron a través de su cuenta de Twitter los resultados del análisis de votos, a través del cual se descubrió que dos votos dirigidos al presidente Trump habían sido alterados y eliminados de su lista, y otro fue directamente transferido desde Trump hacia el candidato Joe Biden.

Esto implica un porcentaje de fraude del 3% a favor de Biden (2 votos quitados a Trump y uno agregado a Biden). 

En el mensaje de Twitter la presidenta del partido Republicano Kelli Wardaz anunció que 2 de las 100 boletas analizadas habían sido alteradas y eliminadas del presidente Trump. Luego ampliaron la información y anunciaron que una boleta emitida para Trump había sido transferida hacia el candidato Biden.

“La auditoría encontró: un voto de Trump excluido arbitrariamente. Se produjo otro voto de Trump y luego se agregó fraudulentamente a Biden. Fraude total con un promedio del 3%. Margen de fraude de Biden inferior al 0,05%. Por lo tanto, si la tasa de fraude del 3% permanece en una muestra más grande, Trump gana fácilmente en Arizona”, dijo el congresista Paul Gosar

Según The Gateway Pundit, en nombre de la transparencia, un juez ordenó el análisis de una muestra mayor de votos y los resultados se conocerán próximamente.

Le recomendamos:

El propio presidente Trump reaccionó a la noticia, y desde su cuenta de Twitter dijo: “En Arizona, resulta que el 3% de los votos emitidos en el muestreo de 100 votos estaban contaminados o peor. Ahora se nos concedió una muestra mucho más amplia para trabajar. ¡Guau!”.

Paralelamente, la abogada Sidney Powell, ex representante de la campaña del presidente Trump, demandó a los funcionarios de Arizona el miércoles 2 de diciembre, alegando riesgos de seguridad y anomalías estadísticas creadas con el uso de Dominion Voting Systems en las elecciones de 2020.

En su denuncia, Powell afirma “fraude electoral masivo” en todo el estado y “múltiples violaciones de las leyes electorales de Arizona”.

Andrés Vacca – BLes.com