Redacción BLes – Un oficial de alto grado dimitió porque está decepcionado con sus líderes en el Cuerpo de Marines de Estados Unidos el 29 de agosto.

El Teniente Coronel Stuart Scheller dimitió apenas unos días después de expresar su descontento con lo que denominó una retirada sin tacto de las tropas estadounidenses de Afganistán.

“Podría seguir en el Cuerpo de Marines durante otros tres años, pero no creo que ese sea el camino que debo seguir”, dijo en un vídeo compartido en Facebook. “Renuncio a mi comisión como marino de los Estados Unidos, con efecto inmediato”.

Scheller reveló que es completamente consciente de que con su sorprendente decisión renunciará a una pensión de 2 millones de dólares de Asuntos de Veteranos (VA) y a otros beneficios por haber servido a la nación durante 17 años.

“Estoy renunciando a las jubilaciones, a todos los derechos”, se le oye decir. “No quiero ni un solo dólar, ningún dinero del VA, ningún beneficio del VA [aunque] estoy seguro de que tengo derecho al 100%”, dijo.

El oficial ya había exigido que sus altos mandos rindieran cuentas por el atentado del Estado Islámico en el aeropuerto de Kabul, en el que murieron 13 militares estadounidenses el 26 de agosto.

“Llevo 17 años luchando, estoy dispuesto a tirarlo todo por la borda para decir a mis altos mandos [que] exijo responsabilidades”, dijo en un vídeo que se hizo viral en internet.

 

Al día siguiente fue relevado del mando, según Fox News. El portavoz del Cuerpo de Marines, el mayor Jim Stenger, defendió la decisión y afirmó que Scheller debería haber manejado sus emociones de una manera más interna.

“Hay un foro en el que los líderes de los Marines pueden abordar sus desacuerdos con la cadena de mando, pero no son las redes sociales”, dijo según la emisora.

Scheller mantiene que seguía siendo un marino en activo a pesar de haber sido relevado del mando, al menos hasta que dimitió formalmente.

Se sintió obligado a actuar después de leer un comentario en LinkedIn que le inspiró a finalizar su decisión de marcharse. El comentario en cuestión sugería que debía dimitir “si era honorable”.

El Cuerpo de Marines no reconoció las deficiencias en la operación de Afganistán, a pesar de que fueron más extremas de lo que los líderes anticiparon en un principio.

“No estoy diciendo que podamos retirar lo que se ha hecho”, dijo Scheller. “Todo lo que pedí fue responsabilidad, que la gente comentara lo que dije y dijera: ‘Sí, se cometieron errores'”.

Cree que no hay que avergonzarse por admitir que la misión no fue un éxito total.

“Creo que el hecho de que acepten la rendición de cuentas haría más por los miembros del servicio con trastorno de estrés postraumático y que luchan por su propósito que cualquier otro papel o mensaje transparente”, dijo. “No he recibido eso”.

También rechazó cualquier sugerencia de que no ama a su país o al Cuerpo de Marines. Simplemente le preocupa que la estabilidad y el dinero puedan convertir a un individuo en un “esclavo del sistema”.

“Puede hacer que comprometas lo que realmente crees”, dijo.

Instó a todos los que le apoyan a ser solidarios.

“No necesito ni un solo dólar, solo necesito a todas las personas que estén dispuestas a volver a salir de la alambrada todos los días para ponerse un cuello azul”, dijo. “Que vayan a trabajar todos los días y alimenten a sus familias, esa es la gente que necesito”.

Laura Enrione – BLes.com

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.