El juez federal de distrito Vince Chhabria anunció en una sentencia el día lunes que es “escéptico de la idoneidad y la imparcialidad del acuerdo propuesto entre Bayer y Monsanto, y se inclina a negar la moción”.

Redacción BLes – Bayer compró en 2019 a la multinacional Monsanto por 63.000 millones de dólares. Desde entonces ha visto transferidas todas las demandas heredadas en su contra. La empresa química alemana Bayer informó a mediados de junio que aprobó “una serie de acuerdos que resolverán sustancialmente importantes litigios pendientes de Monsanto, incluidos los litigios de responsabilidad del producto Roundup en EE. UU., los procesos sobre dispersión de Dicamba y los litigios de PCB en agua”. 

Pero parece que el plan de Bayer para salir de sus problemas legales parece no tener fin, apenas dos semanas después del mencionado acuerdo, el juez Vince Chhabria lo describió como problemático y dijo que estaba “tentativamente inclinado” a rechazarlo.

Asimismo el juez fijó una audiencia el 24 de julio para considerar la propuesta. Esa parte del plan establecería un panel científico para determinar si el ingrediente activo de Roundup causa cáncer, mientras que aún potencialmente permite a los usuarios del herbicida presentar reclamos.

Las demandas millonarias de los usuarios a Monsanto se derivaron de la evidencia de que el glifosato, uno de los ingredientes principales del herbicida Roundup de Monsanto, en realidad es cancerígeno.

Según informó Bayer en su comunicado oficial sobre los acuerdos entre Bayer y Monsanto, el asunto más importante de estos acuerdos es “la resolución de Roundup en EE. UU. que dará cierre a aproximadamente el 75% de los litigios actuales de Roundup que representan aproximadamente 125.000 demandas presentadas y no presentadas en total”, y que “la resolución pone en marcha un mecanismo para resolver de manera eficiente posibles futuras demandas”.

Agregó también que “efectuará un pago de 8.800 millones de dólares a 9.600 millones de dólares para resolver los litigios actuales de Roundup incluyendo una asignación con la que se espera cubrir reclamos no resueltos, y de 1.250 millones de dólares, para apoyar un acuerdo colectivo por separado, con el fin de abordar potenciales futuros litigios. El acuerdo de clase Roundup ™ estará sujeto a la aprobación del juez Vince Chhabria del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California.”

Werner Baumann, Director Ejecutivo de Bayer dijo: “En primer lugar, el acuerdo Roundup es la acción correcta en el momento adecuado para que Bayer ponga fin a un largo período de incertidumbre”, y agregó que resuelve la mayoría de las reclamaciones actuales y establece un mecanismo claro para gestionar los riesgos de posibles litigios futuros.

Según informó el medio de comunicación Bloomberg, las insinuaciones del Juez sobre la posibilidad de anular el acuerdo y obligar a las partes a comenzar de nuevo, sumado a la existencia de una minoría de demandantes que no aceptaron el trato argumentando que el acuerdo de 10 millones de dólares impediría que otras víctimas busquen compensación en el futuro, preocupa profundamente a los accionistas de Bayer, que ya vieron caer hasta un 6,9% en Frankfurt sus acciones desde el 23 de marzo.

Por Andrés Vacca