Redacción BLes – El Departamento de Seguridad Vial y Vehículos Motorizados de Florida ha publicado nuevos datos que revelan cuántos neoyorquinos se trasladaron al sur durante la pandemia del Virus PCCh (COVID-19).

Entre septiembre de 2020 y marzo de 2021, al menos 33.565 neoyorquinos cambiaron sus permisos de conducir de Nueva York por los de Florida, lo que supone un aumento del 32% con respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se intercambiaron 25.370 permisos de conducir neoyorquinos.

Según las autoridades de Florida, los padres quieren que sus hijos vuelvan a la educación presencial a tiempo completo, lo que constituye un factor clave del movimiento.

Los condados del sureste de Palm Beach (14.045), Broward (8.422) y Miami-Dade (8.033) fueron los condados de Florida más comunes para la reubicación de Nueva York en los años naturales 2019, 2020 y 2021 hasta abril.

Según una encuesta de marzo, hubo un auge de la población impulsado por la situación del virus en Florida, la Oficina de Investigación Económica y Demográfica del estado predice que aumentará en el futuro cercano, “apoyado por un aparente cambio en las preferencias de estilo de vida lejos de las áreas urbanas más densas que se encuentran en otros lugares”.

Aunque los expertos siguen siendo cautos a la hora de apresurarse a levantar las restricciones impuestas por el virus del Partido Comunista Chino (PCCh), Texas y Florida han conseguido escapar a la furia de la pandemia, ya que ambos estados fueron pioneros en la flexibilización de los requisitos de mascarilla, la reapertura de todos los negocios y la reanudación del funcionamiento de las escuelas antes que en otras partes del país.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., dijo el 11 de abril que estaba inseguro y confundido sobre cómo Texas y Florida siguen prevaleciendo sobre la pandemia del virus PCCh mientras no implementan los protocolos de seguridad de salud pública esperados en sus estados.

De hecho, el tiempo dirá si Texas y Florida seguirán siendo modelos para América y el resto del mundo. Actualmente, siguen demostrando que puede ser innecesario seguir las medidas contra el virus que comprenden muchas restricciones civiles, impidiendo así que toda una sociedad realice actividades ordinarias.

También le recomendamos: BOMBA en el VATICANO – ¿BENEDICTO XVI sigue siendo el PAPA?

Ad will display in 09 seconds

Los dos estados también votaron en contra de la implantación del pasaporte vacunal. El sistema propuesto se ha encontrado con más escépticos sobre la privacidad y la integridad del gobierno en su manejo de la tecnología. La opinión pública no está convencida de que estas medidas vayan a devolver la normalidad y permitan a las comunidades seguir de cerca los pasos del virus.

Amy Laurence – BLes.com