Redacción BLes – Un republicano de Indiana quiere proteger las libertades académicas de la influencia comunista extranjera.

Todd Rokita está tomando medidas contra las operaciones de propaganda del Partido Comunista Chino (PCCh) en el Estado de Indiana (EE. UU.). El fiscal general de Indiana inició una investigación oficial sobre el Instituto Confucio, financiado por Pekín, en la Universidad de Valparaíso, a 139 millas al noroeste de Indianápolis.

Rokita espera que el hecho de arrojar luz sobre los esfuerzos del PCCh para influir y controlar a los estudiantes universitarios ayude a proteger el derecho a una educación imparcial en todo Estados Unidos.

“Nuestra investigación busca descubrir si el gobierno chino ha intentado ejercer influencia política y manipular las actitudes y creencias de los Hoosiers (término empleado en general como gentilicio en inglés referente a la gente y cultura del estado estadounidense de Indiana) a través de sus Institutos Confucio”, dijo en un comunicado. “Nuestra oficina utilizará todas las herramientas a nuestro alcance para proteger a los Hoosiers y poner en marcha la libertad”.

La investigación civil examinará las posibles violaciones de la Ley de Educación Superior o de la Ley estatal de Ventas Engañosas al Consumidor. También identificará y expondrá la verdadera intención de cualquier relación entre la universidad y el PCCh.

Rokita reveló que el PCCh estuvo muy abierto a establecer Institutos Confucio en universidades estadounidenses. Dijo que las declaraciones en 2010 del Ministro de Propaganda chino, Liu Yunshan, confirmaron que tales institutos tienen como objetivo reforzar los esfuerzos tanto en el país como en el extranjero para difundir la propaganda, creando las condiciones ideales en el extranjero para infiltrar los ideales del PCCh.

Yunshun añadió además que era necesario aumentar las guerras de propaganda contra el Tíbet, Xinjiang, Taiwán, los derechos humanos y Falun Gong.

La Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de Estados Unidos y China describe al Instituto Confucio como una organización de espionaje del “Frente Unido”.

“China utiliza lo que llama trabajo del Frente Unido para cooptar y neutralizar fuentes de oposición potencial a las políticas y la autoridad de su PCCh gobernante”, dijo la comisión según la oficina del fiscal general.

También le recomendamos: “En Estados Unidos no adoramos al gobierno, adoramos a Dios”: Épico discurso de Trump (Video)

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

La universidad habría recibido más de 1,1 millones de dólares en fondos de la sede de Hanban en Pekín entre 2010 y 2019. La asociación no solo ofrecía programas dirigidos a los estudiantes universitarios, sino también a los más jóvenes. Lo logró mediante el patrocinio de programas en escuelas primarias y secundarias cercanas.

El PCCh ha proporcionado más de 158 millones de dólares a más de 100 escuelas estadounidenses para los Institutos Confucio desde el año 2006, según el informe bipartidista de 2019 del Subcomité Permanente de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado de Estados Unidos.

También hay preocupaciones de transparencia sobre cómo se seleccionan los directores y profesores chinos que forman parte del personal de los Institutos Confucio. Algunos se han quejado de no poder participar en clases de meditación y grupos de lectura gratuitos de Falun Gong (también conocido como Falun Dafa).

“Son investigados y contratados por el gobierno chino, y las universidades estadounidenses eligen de un grupo de solicitantes aprobados por el PCCh”, dijo la oficina del fiscal general.

Richard Szabo – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.