Redacción BLes – En 1957, Leroy Gordon “Gordo” Cooper, Jr., uno de los siete astronautas originales del primer programa espacial tripulado de Estados Unidos, el “Proyecto Mercurio”, fue testigo del aterrizaje de un OVNI. Es otro astronauta que afirma haber visto un ovni real.

Cooper formaba parte de un selecto grupo de pilotos de prueba en la base de la Fuerza Aérea de Edwards, en California, en 1957, cuando vio por primera vez un OVNI legítimo, informó Humansarefree.

Cooper afirma: “Tenía un equipo de cámaras filmando la instalación cuando vieron un platillo. Lo filmaron mientras volaba por encima de la cabeza, luego se cernió, extendió tres patas como tren de aterrizaje y descendió lentamente para aterrizar en el suelo de un lago seco.

“Estos chicos eran todos camarógrafos profesionales, por lo que la calidad de la imagen era muy buena. El equipo de cámaras se las arregló para acercarse a unos 20 o 30 metros, filmando todo el tiempo. Era un platillo clásico, plateado y liso, de unos 10 metros de diámetro. Estaba bastante claro que era una nave alienígena.

“Cuando se acercaron más, despegó”.

Cooper afirma que cuando el equipo de cámaras le entregó la grabación, siguió los procedimientos habituales y la remitió a Washington, donde informó del contacto con el ovni.

También le recomendamos: ¿Por qué los esfuerzos de prevención del actual virus son inútiles? El Dr. Dan Stock lo explica en un video que se hizo viral

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

“Al cabo de un tiempo, un oficial de alto rango me dijo que cuando la cinta estuviera revelada debía meterla en una bolsa y enviarla a Washington. No dijo nada de que no mirara la cinta. Eso es lo que hice cuando volvió del laboratorio y todo estaba allí tal y como informó el equipo de cámaras”.

Cooper Jr. está convencido de que un vehículo extraterrestre se estrelló en Roswell (Nuevo México) en 1947 y que las autoridades rescataron a muchos “seres extraterrestres” de los restos.

“Tenía un buen amigo en Roswell (ciudad en Nuevo México, EE. UU.), un compañero. Tenía que tener cuidado con lo que decía. Pero seguro que no era un globo meteorológico, como la historia de portada de la Fuerza Aérea. Me dejó claro que lo que se estrelló fue una nave de origen extraterrestre, y que se recuperaron miembros de la tripulación.”

Cooper era uno de los varios funcionarios de alto rango que creían que los habitantes de la Tierra tenían derecho a saber sobre la vida extraterrestre en el exterior del universo.

Cooper añadió: “Comenzó en la Segunda Guerra Mundial, cuando el gobierno no quería que la gente se enterara de los informes sobre OVNIs por si cundía el pánico”. “Temían que se tratara de tecnología enemiga superior contra la que no teníamos defensa. Luego empeoró en la Guerra Fría por la misma razón.

“Así que dijeron una falsedad, tuvieron que decir otra para cubrir esa, luego otra, luego otra… simplemente fue una bola de nieve. Y ahora mismo estoy convencido de que un montón de funcionarios del gobierno muy avergonzados están sentados en Washington tratando de encontrar una manera de sacar la verdad a la luz. Saben que algún día saldrá a la luz, y estoy seguro de que lo hará.

“¡América tiene derecho a saber!”

Oliver Cook – BLes.com