Redacción BLes – Los inusuales coágulos de sangre experimentados por cuatro receptores de la vacuna de Johnson & Johnson (J&J) han atraído la atención de la UE (Unión Europea), que ha lanzado una investigación el viernes 9 de abril para estudiar la posible relación entre la vacuna y las afecciones.

Según la Agencia Europea del Medicamento (EMA), se han detectado cuatro casos graves de coágulos inusuales con plaquetas bajas desde que se recibió la vacuna contra el COVID o virus PCCh (Partido Comunista chino).

La vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson se anunciaba con un 67% de eficacia en la prevención de la infección y con un 100% de capacidad para evitar los ingresos hospitalarios y la muerte por el virus. Se llama comúnmente la vacuna Janssen y es ampliamente conocida por ser una vacuna de una sola dosis.

La vacuna J & J sólo requiere una inyección para ser efectiva, mientras que otras requieren una dosis de repetición.

El Reino Unido ha encargado 30 millones de dosis, aunque todavía no ha sido aprobada por el organismo regulador.

Actualmente, la inyección solo está autorizada en Estados Unidos. La Unión Europea aprobó la vacuna el mes pasado, y su distribución está prevista para el lanzamiento en la zona en un par de semanas. J&J y AstraZeneca están entre las cuatro vacunas autorizadas por la UE.

Además, el escrutinio del comité de seguridad de la Agencia Europea del Medicamento incluye también la vacuna contra el virus PCCh o COVID-19 de AstraZeneca (AZ), de la que también se sospecha que puede provocar coágulos sanguíneos irregulares. La agencia está examinando los registros del síndrome de fuga capilar en cinco personas que han recibido la vacuna y han experimentado una inflamación de los vasos sanguíneos y un descenso de la presión arterial.

“Es demasiado pronto para comentar la señal de fuga capilar con la vacuna de AZ, o de coágulos con la de Janssen, pero por lo que hemos visto en las últimas semanas, el PRAC (Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia) de la EMA evaluará sin duda todas las pruebas de que disponen de la forma más exhaustiva y rápida posible”, dijo Ian Douglas, profesor de farmacoepidemiología de la London School of Hygiene & Tropical Medicine.

Le recomendamos:

En un comunicado enviado por correo electrónico, J&J, aunque reconoce los informes sobre los casos de coágulos sanguíneos, declaró que “no se ha establecido ninguna relación causal clara entre estos raros acontecimientos y la vacuna COVID-19 de Janssen”. Reuters informó de que la empresa está colaborando con los organismos reguladores en la provisión de su base de datos para su evaluación.

Casi 5 millones de personas en Estados Unidos habían recibido la vacuna de J&J hasta el jueves por la mañana, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

La actualización de esta semana de los reguladores, que señalaron una correlación entre la vacuna y raros coágulos de sangre, ha llevado al Reino Unido, junto con varios países europeos y asiáticos, a emitir limitaciones sobre el uso de la vacuna de AstraZeneca en los jóvenes, revela SkyNews.

El Dr. Sam Fazeli, analista de Bloomberg Intelligence, afirma que las tecnologías de adenovirus aplicadas en la vacuna de AstraZeneca se han asociado a la coagulación en otros entornos, según Straitstimes.

Laura Enrione – BLes.com