Redacción BLes – La republicana de Georgia tendrá que buscar otras formas de conectar con sus partidarios, después de que uno de los gigantes de internet haya bloqueado temporalmente su cuenta.

Twitter prohibió el acceso a la representante Marjorie Taylor Greene durante una semana porque se quejó de la decisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) de aprobar las ineficaces vacunas contra el virus PCCh (Partido Comunista Chino).

“La FDA no debería aprobar las vacunas contra el virus del PCCh (COVID) [porque] hay demasiados informes de infección y contagio… entre las personas vacunadas”, dijo en Twitter.

Greene cuestionó esa forma de inmunizar a la gente contra la enfermedad, si aún tienen que usar mascarillas para evitar infectar a otros o contraer el virus ellos mismos.

“Estas vacunas están fallando y no reducen la propagación del virus y tampoco las mascarillas”, dijo.

El republicano cree ahora que las restricciones gubernamentales para ayudar a contener la pandemia están erosionando innecesariamente las libertades individuales.

“Los mandatos de vacunación y los pasaportes violan las libertades individuales”, dijo.

La red social acusó a Greene de infringir repetidamente la “política de información engañosa COVID-19 (virus PCCh)” de la plataforma, y la llamada política de cinco golpes a la desinformación, según The Hill.

Twitter utiliza tecnología de inteligencia artificial y aprendizaje automático para identificar y penalizar a los usuarios que difunden opiniones alternativas sobre la pandemia. Si un usuario incumple la norma dos o tres veces, su cuenta será bloqueada durante 12 horas cada vez. Cuatro infracciones dan lugar a una suspensión de una semana, y cinco infracciones o más conllevan la eliminación permanente.

Ni Greene ni otros usuarios pueden responder, compartir o dar “me gusta” a la publicación infractora hasta que se levante la suspensión.

La republicana cree que fue castigada por evaluar con franqueza el funcionamiento de las vacunas experimentales y sus efectos secundarios, como la miocarditis, los coágulos de sangre y los abortos.

“Twitter me suspendió por decir la verdad, y tuitear lo que tanta gente está diciendo”, dijo en un comunicado obtenido por el Washington Examiner. “Tengo [miembros] de la familia vacunados que están enfermos con el COVID (virus del PCCh) [y] los estudios están demostrando que las personas vacunadas siguen contrayendo el COVID y propagando el COVID”.

“La FDA no debería aprobar esas vacunas hasta que se realicen más investigaciones”, añadió. “[El virus PCCh es un] arma biológica comunista china”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) son conscientes de las reacciones adversas de la vacuna, y las explican simplemente como “signos normales de que su cuerpo está creando protección.” Los CDC también afirman que los efectos secundarios graves son “extremadamente improbables” tras la vacunación.

También le recomendamos: Lo que no te contaron de la megafiesta de Obama (Video)

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Anthony Fauci criticó duramente a todos los asistentes a la concentración de motos de Sturgis, en Dakota del Sur, por la propagación del virus de la PCCh. Sin embargo, el principal asesor médico del presidente Joe Biden sigue guardando un extraño “silencio” sobre la enorme fiesta de cumpleaños de Barack Obama en Massachusetts, donde bailó sin mascarilla el 7 de agosto.

Ya en julio, Twitter acusó a Greene de violar la política de la empresa que prohíbe promover desinformación que pueda causar daños durante la pandemia. La congresista había publicado que el virus “no es peligroso” para cualquier persona que no sea obesa ni mayor de 65 años.

“Twitter, Facebook y el resto del ‘cártel’ de Silicon Valley están trabajando mano a mano con la Casa Blanca para censurar a los estadounidenses”, dijo según Associated Press.

El presidente Biden ya pidió a las grandes empresas tecnológicas que tomaran medidas contra quienes afirman que las vacunas “matan a la gente”. Desde entonces se han eliminado miles de mensajes y millones de cuentas de Twitter.

“[Esto no es más que] un ataque al estilo comunista contra la libertad de expresión”, dijo Greene de acuerdo con el sitio de noticias. “Las grandes empresas tecnológicas están cumpliendo las órdenes del régimen de Biden para restringir nuestras voces e impedir la difusión de cualquier mensaje que no esté aprobado por el Estado; no daré marcha atrás”.

Amy Laurence – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.