El presidente estadounidense Donald J. Trump anunció a la prensa la proximidad del cierre de la primera fase del acuerdo comercial con los líderes del régimen chino, el 26 de noviembre.

“Estamos en la fase final de un acuerdo muy importante, se podría decir que uno de los más importantes en la historia del comercio”, dijo el presidente de acuerdo con Reuters.

Igualmente, el mandatario mencionó su apoyo a Hong Kong, agregando: “Al mismo tiempo queremos que vaya bien en Hong Kong”.

El anuncio del presidente estimuló fuertemente los mercados y los tres principales índices de Wall Street alcanzaron máximos históricos el mismo día.

Por su parte, el representante comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer y el secretario del tesoro Steven Mnuchin hablaron telefónicamente con el Viceprimer Ministro chino Liu, lo que daría base al anuncio del mandatario.

Por otro lado, el Congreso de los Estados Unidos aprobó un proyecto de ley de apoyo a los derechos de Hong Kong que se enviará para la firma del presidente de la nación, lo que provocó protestas del régimen comunista chino.

Recientemente los candidatos pro democracia ganaron casi el 90% de los escaños en los comicios locales de Hong Kong, lo que significa un fuerte respaldo a las protestas antigubernamentales que han sacudido este territorio chino durante más de cinco meses.

Mucha gente en Hong Kong comparte los temores de los manifestantes acerca de la creciente influencia de Beijing sobre la excolonia británica, que fue devuelta a China en 1997, bajo la promesa de que el régimen chino respetaría las libertades que gozaba la población de Hong Kong gobernada por Gran Bretaña.

Faltaría definir la fecha de la firma del convenio comercial entre EE. UU. y el régimen chino, al respecto el presidente de la Comisión de Finanzas del Senado, Chuck Grassley, republicano de Iowa, expresó que podría hacerse antes de fin de año.

No ha sido un proceso fácil llegar a un acuerdo, dado que se involucran varios temas en las negociaciones entre las dos naciones.

“Seguimos negociando”, dijo la asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway, quien agregó: “Pero esas transferencias forzadas de tecnología, el robo de propiedad intelectual, el desequilibrio comercial de medio billón al año con la segunda economía más grande del mundo, China – esto no tiene sentido para la gente”, según Reuters.

José Ignacio Hermosa – BLes

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: ¿Qué está pasando en Hong Kong?

Ad will display in 09 seconds