El legislador estadounidense Andy Biggs afirma que el panorama electoral para los seguidores del presidente Donald Trump está tan claro que lo reelegirán, para que siga guiando al país.  

De acuerdo con Biggs, Trump interpretó acertadamente las aspiraciones que los 63 millones de votantes depositaron en sus manos, cansados de la ineficacia política que durante décadas unificó en la práctica a los partidos tradicionales estimulados por su mutua ambición, según el artículo publicado por Townhall el 15 de julio.  

Biggs es miembro de la Cámara de Representantes de EE. UU., republicano por Arizona,y analizó que los electores vieron en Trump al luchador que  de luchador “que lo daría todo para devolver a América a un lugar de prestigio y poder”, y por eso lo llevaron a la Casa Blanca. 

Para los electores estaba claro que si no se protegían las fronteras del país este desaparecería, y esa ha sido una de la metas de Trump, quien prometió la construcción del muro protector y la devolución de los inmigrantes ilegales y se dedicó a cumplirlo a pesar de los esfuerzos de los opositores en su contra.

Los obstáculos levantados por los izquierdistas y las élites de su propio partido, en contra del cumplimiento de su misión, se sucedieron incesantemente a lo largo de su mandato.

No solo investigaron a Trump durante años y a un enorme costo sino que también lo hicieron con sus colaboradores, además de tratar de impugnarlo infructuosamente. 

Otro de los aspectos que Biggs destaca es el recalcitrante empeño de un grupo de republicanos, a quienes no les importaría que los demócratas encabezados por Joe Biden destruyan el país, con tal de impedir la reelección de Trump y que les sean devueltos los privilegios que les permitían enriquecerse desmesuradamente. 

Biggs señala la orquestación de los medios izquierdistas en busca de la desinformación de los estadounidenses, evitando señalar el contexto aclaratorio de las cifras sueltas que presentan, las grandes disminuciones de las hospitalizaciones y los significativos descensos de los porcentajes de la mortalidad. 

“¿Por qué lo harían, cuando son capaces de generar pánico e inestabilidad en nuestra sociedad y economía?”, cuestiona Biggs refiriéndose a los datos sobre el impacto causado por el Virus PCCh (Partido Comunista de China).

Todos estos elementos están claramente identificados por los 63 millones de estadounidenses que eligieron acertadamente a Trump, y por eso votarán nuevamente por él, a juicio de Briggs. 

Ahora, a menos de cuatro meses de las elecciones, las encuestas que en el 2016 le fueron adversas empiezan a equilibrarse en favor del presidente Trump. 

Algunos de los datos podrían resultar altamente significativos, por ejemplo, el 31% de los afrodescendientes apoyan a Trump, aumentando en 10% en tan solo una semana, de acuerdo con los resultados de la encuesta publicados por Rasmussen reports el 15 de julio.

Conviene recordar que en la campaña del 2106 solo el 8% de los afroamericanos votaron por Trump, en tanto que en esta encuesta la intención de voto casi cuadruplica ese porcentaje.

Jose Hermosa – BLes.com