Redacción BLes – Durante su mitin en Ohio, EE. UU., Donald Trump rebatió las políticas de fronteras abiertas de Biden y la ayuda a países extranjeros para vaciar sus prisiones, el 26 de junio.

“Hay millones de personas que entran en este país… no tenemos ni idea de quiénes son”, dijo en el recinto ferial del condado de Lorain, según Breitbart. “Su política es hacer que la inmigración ilegal sea lo más fácil posible, instituyendo la captura y liberación, destrozando nuestros acuerdos de asilo, ordenando una orden de detención [a la construcción del muro fronterizo]”.

El expresidente también criticó al demócrata por revertir la mayoría de las medidas de la administración Trump para el control de las fronteras y la aplicación de la inmigración interior.

“Joe Biden está haciendo exactamente lo contrario que nosotros”, dijo.

Desde que Biden juró su cargo hace más de cinco meses, Estados Unidos registró un salto en los cruces fronterizos ilegales. Los datos de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos muestran que al menos 172.000 extranjeros ilegales fueron detenidos en la frontera sur en mayo. Esta cifra está a la par con los máximos de 20 años registrados en marzo y abril. El recuento pone de manifiesto la creciente crisis fronteriza bajo la supervisión de la administración Biden.

Trump culpó a los demócratas de “izquierda radical” de provocar una ola de criminalidad “masiva” en todo el país. Explicó que esto se debe en parte a la inmigración ilegal y a animar a los países extranjeros a liberar su población carcelaria.

“Otros países están vaciando sus cárceles en Estados Unidos… ‘Enviémoslos a Estados Unidos y entrarán’, porque nadie controla siquiera quién entra en nuestro país; es una locura”, dijo según News Binding. “Está destruyendo nuestro país… son asesinos y narcotraficantes”.

También le recomendamos: John McAfee, ¿víctima del Estado Profundo? (Video)

Ad will display in 09 seconds

El ex presidente sospecha que la vicepresidenta Kamala Harris solo visitó la frontera sur porque temía que él se le adelantara.

“Kamala Harris, su vicepresidenta, solo fue a la frontera ayer por la única y simple razón: porque yo anuncié que iba a ir”, dijo según The Hill. “Si no hubiera hecho eso, no sé si ella iba a ir”.

Trump también pidió a los legisladores republicanos que frenen lo que llamó una agenda sin ley de la administración Biden.

“Tenemos que desfinanciar sus imprudentes políticas de inmigración y restaurar nuestra frontera sur a lo que era”, dijo según Breitbart.

Dan Knight – BLes.com