Redacción BLesEl presidente Trump, en una conferencia de prensa, prometió el viernes al pueblo estadounidense que continuará luchando hasta el final hasta lograr un resultado justo y transparente de las elecciones presidenciales, utilizando “todos los aspectos de la ley”.

Durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca el viernes por la mañana, el presidente Trump se comprometió con sus votantes y con el resto del pueblo estadounidense en luchar utilizando la vía legal para obtener resultados limpios, en medio de las denuncias de fraude electoral en muchos distritos a lo largo de todo el país. 

“Creemos que el pueblo estadounidense merece tener total transparencia en todos los recuentos de votos y certificación de elecciones, y que esto ya no se trata solo de una elección”, dijo el presidente durante su discurso.“Se trata de la integridad de todo nuestro proceso electoral”.

Desde mayo que el presidente Trump viene anunciando lo que efectivamente está sucediendo ahora. Las decenas de miles de boletas por correo enviadas por los votantes alentados por los demócratas a hacerlo, causaron demoras en su contabilización y caos en la mayoría de los estados, impidiendo en muchos estados que se puedan confirmar los datos de la votación.

El 24 de mayo, el presidente escribió en su cuenta de Twitter: “Los Estados Unidos no pueden enviar tantas boletas por correo. Será la mayor elección manipulada de la historia. La gente los toma de los buzones de correo, imprime miles de falsificaciones y “obliga” a la gente a firmar. Además, falsifican nombres. Algunos se ausentan bien, cuando es necesario. ¡Intentando usar Covid para esta estafa!”

Hoy el presidente Trump reafirmó sus dichos respecto al fraude y destacó estar completamente dispuesto a contar las boletas legales pero de ningún modo deberían contarse las ilegales, aseguró. Sin embargo “hemos encontrado resistencia a este principio básico por parte de los demócratas en todo momento”, agregó.

Le recomendamos:

“Continuaremos con este proceso en todos los aspectos de la ley para garantizar que el pueblo estadounidense tenga confianza en nuestro gobierno”, continuó. “Nunca dejaré de luchar por ti y nuestra nación”.

La campaña de Trump ya ha presentado demandas en varios estados desde que comenzaron las elecciones el día martes, buscando poder acceder a la observación de las urnas. También se presentó una demanda federal en Nevada que insta a los funcionarios a dejar de contar las boletas “ilegales”, alegando que se enviaron miles de boletas a ciudadanos no residentes y difuntos.

El presidente Trump se mostró preocupado por la cantidad de denuncias que se están recibiendo por “trampas” de todo tipo realizadas en distintos lugares del país a fin de lograr ventajas para los demócratas. 

Algunas acciones fueron más groseras como el voto de miles de personas fallecidas y otras más infantiles, aunque no menos preocupantes y graves, como no permitirle a los observadores que se acerquen a la zona de recuento de votos a menos de 25 pies, como ocurrió en Filadelfia. 

“Si cuentan los votos legales, gano fácilmente. Si cuentan los votos ilegales, pueden intentar robarnos la elección. Si cuentan los votos que llegaron tarde, los estamos analizando con mucha atención. Pero muchos votos llegaron tarde”. Confirmó el presidente Trump con determinación.

Andrés Vacca – BLes.com