Un dictamen judicial apoyó la prevención de posibles fraudes en las votaciones por correo, planteada por el presidente estadounidense Donald Trump.

Así, el Tribunal Supremo de Texas dictaminó que la falta de inmunidad contra el virus del PCCh no califica como una discapacidad física que otorgue a los electores el derecho a votar por correo, según el Houston Chronicle del 27 de mayo.

Por su parte el presidente Trump consideró el fallo como una victoria y así lo participó en uno de sus tuits en el que escribió: ¡Gran victoria en Texas en la peligrosa estafa del voto por correo!

Para los demócratas el votar por correo se constituyó en una causa a defender, argumentando que “era más democrático”, y, de hecho, varios tribunales inferiores habían fallado a su favor.

“Estar en esas filas durante ese tiempo, yendo a lugares que están cerrados, es peligroso para tu salud”, dijo la Presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, de acuerdo con Washington Examiner.

El Fiscal General de Texas, Ken Paxton, defendió que la posibilidad de contraer el coronavirus no es una discapacidad que justifique la votación por correo, lo cual fue ratificado por el presidente de la Corte Suprema, Nathan Hecht, y seis jueces más del total de nueve.

Numerosos casos apoyan el riesgo de que los votos por correo sean susceptibles de fraudes y errores.

“Los votos en ausencia siguen siendo la mayor fuente de posible fraude electoral”, fue una conclusión del informe bipartidista de 2005 de la Comisión de Reforma de las Elecciones Federales, presidida por el expresidente Jimmy Carter y el ex secretario de estado James Baker III.

Adicionalmente, más de 28 millones de boletas enviadas por correo se perdieron en los pasados 10 años.

Por otro lado, al usar las votaciones por correo se hace más difícil detectar la compra de votos, e incluso se han hecho famosos los votos que se obtienes fácilmente en los hogares geriátricos, por lo que han llegado a llamarse las “granjas de abuelas”.

Asimismo, un estudio del Instituto de Tecnología de Massachusetts determinó una pérdida del 21% de los votos en las elecciones presidenciales de 2008, por diferentes causas.

Las próximas elecciones presidenciales en los Estados Unidos serán particularmente reñidas, aunque los pronósticos se inclinan decididamente en favor de la reelección del presidente Trump.

Trump no solo ha defendido fuertemente los valores tradicionales de su país, ha cumplido con sus promesas y ha obtenido elevados índices económicos, además de la aprobación mayoritaria de su gestión administrativa por parte de sus electores.

Igualmente, un modelo de predicción de los científicos políticos le da a Trump el 91% de posibilidades de vencer a Biden en noviembre.

Por otro lado, la infructuosa insistencia de los demócratas en investigar y destituir a Trump parece haber actuado en contra de aquellos, al grado de que muchos de sus seguidores optaron por adherirse a la reelección.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Clinton-China La verdadera colusión (Parte 2)

videoinfo__video2.bles.com||437cd59e6__

Ad will display in 09 seconds