Redacción BLesUn estudio publicado por el Media Research Center, afirma que 1 de cada 6 votantes de Biden habría cambiado su voto si los medios de comunicación masiva no hubiesen ocultado la información sobre corrupción de la familia Biden hasta después de las elecciones. 

Según reportó recientemente Neonnettle, el Media Research Center, realizó una interesante encuesta a 1.750 participantes en siete estados indecisos. Descubrió que 1 de cada 6 que votó por Joe Biden habría cambiado su voto si hubiera conocido las noticias que los medios de comunicación masivos no cubrieron respecto a los escándalos de corrupción de la familia Biden.

Media Research Center concluyó que si esa cifra se hubiera aplicado a nivel nacional, habría cambiado el 17% de los votos y Trump habría ganado las elecciones con mucha más facilidad.

El mayor poder que tienen los medios hegemónicos de comunicación es ignorar las historias y privar al público de la información que tiene derecho a recibir para que pueda tomar decisiones informadas.

Cuando surgieron las acusaciones de corrupción contra Hunter Biden en el período previo a las elecciones, tras la seguidilla de noticias publicada por NY Post, los principales medios de comunicación hicieron silencio absoluto al respecto y se dedicaron a llenar sus espacios con cualquier información que distraiga a su audiencia de las aberrantes historias de Hunter Biden haciendo negocios ilegales en el exterior bajo el amparo de su padre.

Las redes sociales también fueron cómplices de la mentira y el ocultamiento, tanto la plataforma de Twitter como la de Facebook estuvieron en el centro de las críticas de conservadores y periodistas que luchamos por la verdad durante las semanas previas a las elecciones.

Le recomendamos:

Según reportó Fox News, los gigantes de las redes sociales no solo impidieron que se compartan los artículos del NY Post que mostraban los escándalos de Hunter Biden, sino que directamente bloquearon la cuenta del histórico periódico NY Post, negándose a desbloquearla a menos que el medio elimine seis publicaciones en las redes sobre sus informes acerca del hijo Joe Biden.

De este modo, las ganancias indebidas y negocios sucios en el extranjero que involucran a la familia Biden no fueron conocidos por una gran parte del público votante mientras se dirigían a las urnas para las elecciones presidenciales.

Los pocos medios que hablaron del asunto, lo hicieron mínimamente y solo para desprestigiar la noticia y acusarla de ser un extremismo de derecha o una supuesta teoría conspirativa. 

Ante la abundante información que respalda las acusaciones, sumado a la confirmación por parte de la Oficina del Fiscal Federal en Delaware que estaba investigando los asuntos fiscales de Hunter Biden y sus turbios negocios en el extranjero, incluso desde 2018, los medios más importantes no tuvieron otra opción que comenzar a hablar del caso. Aunque claro, el daño ya estaba hecho y las elecciones ya habían pasado.

Todo esto nos lleva a afirmar que la elección del presidente Trump no solo fue robada por la cantidad de votos fraudulentos confirmados que buscan darle la victoria al candidato demócrata Biden, sino también por un sistemático y perfectamente organizado accionar de los medios de comunicación más importantes, avocados a censurar, mentir y esconder la verdad de los hechos.

Andrés Vacca – BLes.com