Redacción BLes– El presidente estadounidense, Donald Trump, mencionó revocar la Sección 230, lo que convertiría a los medios sociales como Facebook y Twitter en editores, al perder el privilegio en el que se amparan para censurar a los usuarios según sus propios criterios.

La Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones concede a las plataformas de medios sociales una protección que impide acusarlas por calumnia y difamación, al ser calificadas como anfitrionas de los mensajes de otras personas, reseña The Postmillennial del 6 de octubre. 

Sin embargo, cada vez más estas redes sociales toman medidas para cerrar cuentas y censurar los mensajes en sus redes, por lo que derogar la sección 230 las haría responsables de las eventuales manipulaciones que apliquen a los contenidos publicados. 

Twitter ha ocultado los mensajes de Trump o notifica que violan sus normas, y las quejas contra Facebook muestran que cierra miles de cuentas y de datos de los usuarios o medios conservadores. 

Por otro lado, 3 senadores presentaron el 8 septiembre un proyecto de ley para modificar la sección 230. 

En este proyecto confieren mayor precisión a los términos utilizados en las sección 230, e introducen otros términos como  “promover el terrorismo”, contenido “ilegal”, y contenido que promueva “auto daño”. 

También redefine al “proveedor de contenido informativo”, considerando a quienes modifiquen los mensajes enviados por otras personas a través de las plataformas de redes sociales. 

“Durante demasiado tiempo, las plataformas de medios sociales se han escondido detrás de las protecciones de la Sección 230 para censurar el contenido que se desvía de sus creencias”, dijo el senador Roger Wicker, republicano por Mississippi, uno de los ponentes del proyecto de ley. 

También el senador Josh Hawley, republicano de Missouri, presentó la Ley para poner fin al apoyo a la censura en Internet, en junio de 2019. 

En una de las campañas de restricción de mensajes las plataformas declararon que seguían sus propios lineamientos, para no permitir la difusión errónea sobre el virus PCCh (Partido Comunista de China).

Por ejemplo, eliminaron un video que se hizo viral en poco tiempo, en el que una docena de médicos elogiaban el uso de la hidroxicloroquina como medicamento capaz de enfrentar los efectos del virus PCCh. 

Una de las médicas, la Dra. Stella Immanuel, afirmó haber tratado más de 350 pacientes con virus PCCh, y que ninguno falleció luego de haber recibido la hidroxicloroquina. 

Immanuel dijo que ha sido víctima de “todo tipo de amenazas”, pero agregó que no cederá ante la presión.

“Puedes denunciarme a los bots, puedes matarme, puedes hacer lo que sea, pero no voy a dejar que los estadounidenses mueran”, dijo la Dra. Immanuel.

Jose Hermosa – BLes.com