Desde la Casa Blanca, en la Oficina Oval, el presidente Trump declaró en entrevista que no tiene mucha confianza en Guaidó, por no haber logrado arrebatarle el control a la tiranía de Nicolás Maduro, a pesar del apoyo de Estados Unidos y otra decena de países. Además agregó que estaría dispuesto a reunirse con el tirano venezolano: «A Maduro le gustaría reunirse. Y nunca me opongo a las reuniones, ya sabes, rara vez me opongo a las reuniones».

Solo en el 2017, la tiranía de Maduro contactó a la Casa Blanca y al Departamento de Estado al menos dos veces para expresar la voluntad de Maduro de reunirse con Trump, según declaró un exfuncionario a la plataforma de noticias Axios.

Vale señalar que no es la primera vez que Trump manifiesta estar dispuesto a reunirse con Maduro. «Siempre digo que pierdes muy poco con las reuniones», aseguró.

De acuerdo al exasesor de seguridad nacional, John Bolton, Trump «Pensaba que Guaidó era ‘débil». Eso lo anunció en su libro, «La habitación donde sucedió».

«Para la primavera, Trump llamaba a Guaidó el ‘Beto O’Rourke de Venezuela’, difícilmente el tipo de cumplido que un aliado de Estados Unidos debería esperar», dice en el libro. O’Rourke fue precandidato a la presidencia de EE. UU. por el partido demócrata, rival de Trump, un progresista.

Sin embargo, en la reciente entrevista antes mencionada Trump describió a Bolton como un «loco» que podría ser el «ser humano más tonto de la Tierra» por apoyar constantemente la Guerra de Irak.

Frente a la pregunta si lamentaba su decisión de seguir el consejo de su exasesor de seguridad nacional John Bolton sobre Guaidó, Trump inicialmente dijo «no particularmente». Luego agregó: «Podría haber vivido con él o sin él, pero estaba firmemente en contra de lo que está pasando en Venezuela».

La opinión de Trump respecto a Guaidó y su disposición de reunirse con Maduro podría implicar un cambio rotundo en la política de su administración sobre Venezuela. Pues desde su vicepresidente Mike Pence hasta el secretario de Estado Pompeo, han apoyado a Guaidó.

Sumado a eso, el Departamento de Justicia ya emitió un comunicado donde se refiere a Maduro como «expresidente de Venezuela» y le acusa de narcoterrorismo.

Fuente: Panam Post.