Redacción BLes– El presidente estadounidense Donald Trump agradeció a todos los que oraron por él para que se recuperara de COVID-19. En una llamada a la oración junto a líderes evangélicos, le pidió a Dios que le dé “sabiduría y gracia” para guiar a su país.

“Solo quiero dar las gracias a todos y quiero agradecer a Dios por hacer milagros, y le pido a Dios la sabiduría y la gracia para guiar a nuestro país y llevarlo al más alto nivel…”, oró el mandatario el domingo.

En un “Llamado a la Oración” organizado por su nuera, Lara, el presidente Trump también se refirió a los afectados por la pandemia del coronavirus, también llamado virus PCCh (Partido Comunista chino).

“Cada familia que perdió a un ser querido… Solo quiero decir una oración extra especial… Quiero dar mis más sinceras condolencias a las familias que han perdido a alguien, y he perdido muchos amigos… cinco amigos”, indicó.

“Sabemos que Dios escucha nuestras oraciones, no tenemos ninguna duda al respecto. Siempre está con nosotros y siempre nos ayudará a superar este desafío”, añadió.

Lara Trump, esposa del hijo del presidente, Eric, es la asesora principal de la campaña por la reelección del mandatario republicano, y es quien organizó la llamada a la oración del domingo con varios líderes cristianos prominentes.

En cuanto se supo que el presidente Trump y la primera dama, Melania Trump, dieron positivo de virus PCCh, Lara organizó su primer “llamado a la oración“, que se realizó el domingo 4 de octubre. Desde entonces, dijo que se repetiría cada domingo.

En este segundo llamado a la oración, vía teleconferencia, participaron Darryl Strawberry, Paula White-Cain, Joni Lamb de Daystar, el televangelista James Robison y el Rev. Samuel Rodríguez.

Strawberry describió a Trump como un “luchador” y un “guerrero” y lo comparó con Josué de la Biblia, diciendo que Estados Unidos necesita “ser fuerte y valiente”, citando un pasaje del Antiguo Testamento. 

El presidente Trump declaró el 15 de marzo como el Día Nacional de Oración por el coronavirus.

Este país históricamente ha “buscado a Dios por protección y fuerza”, escribió el presidente al animar a los americanos a orar el domingo 15 de marzo.

Asimismo, frente a las directivas de la OMS que pedían mayores restricciones por la pandemia, de lo cual el organismo se retractó recientemente, el presidente Trump instó a los gobernadores en mayo a abrir los lugares de culto.

“Estados Unidos necesita más rezos, no menos”, afirmó en ese entonces.

Miguel Díaz – BLes.com