Donald Trump, a través de Twitter, cuestiona a los 13 demócratas, que colaboran con el equipo de Robert Mueller, -el equipo en total consiste en 17 miembros- encargado de investigar la supuesta colusión con los rusos para obtener la presidencia, y que deberían estar investigando a la corrupta Hillary Clinton.

“¿Por qué los 13 demócratas enojados y fuertemente conflictivos no están investigando la totalmente corrupta campaña de la totalmente desviada Hillary Clinton? ¡Es una caza de brujas amañada, por eso! ¡Pregúnteles si la disfrutaron después de la celebración de la elección!”

Mollie Hemingway, periodista del medio The Federalist, en un artículo publicado el mes pasado, devela algunas de las argucias del procedimiento que trató de enredar al presidente Trump, en el supuesto caso de la colusión con Rusia.

Según Hemingway, en enero de 2017, Comey, director de FBI, informó a Trump de un expediente conteniendo información que lo implicaba: “Dije que los rusos supuestamente tenían cintas que lo involucraban a él y a las prostitutas en la Suite Presidencial del Ritz Carlton en Moscú desde alrededor de 2013”, según un memorando clasificado publicado en ese mes, escrito por el mismo Comey.

James Comey y James Clapper.

“El expediente fue divulgado por CNN y enseguida publicado por BuzzFeed, plagado de chismes viles que ni siquiera tenían posibilidad de ser comprobados”, continúa relatando la periodista.

Asimismo agrega que la información fue pagada y comprada por la campaña de Hillary Clinton, con ayuda financiera del Comité Demócrata Nacional (DMC), usando una oficina de abogados que ocultara su procedencia.

Además, Comey contó que la idea de informar a Trump de los documentos fue de James Clapper, director de Inteligencia Nacional: “Dije que había algo de lo que Clapper quería que hablara con el presidente electo a solas o en un grupo muy pequeño”, escribió Comey.

Este expediente y la bien orquestada divulgación hecha por CNN fue el que disparó la histeria sobre la colusión con Rusia.

Contribuyó también que Comey no dijera en público que el presidente no estaba siendo investigado, a pesar de que al presidente se lo repitió 3 veces; esa negativa a contarlo públicamente significó su despido.

Hemingway termina diciendo que fueron los memorandums filtrados por Comey, en venganza, los que  causaron mucha confusión a los niveles más altos de las tres ramas del gobierno, con documentos pagados por Hillary y el DNC, con base en la información dada por un espía extranjero que fue despedido del FBI por mentiroso, tal como explica The Federalist del 20 de abril de 2018.

Es por esto por lo que Mollie escribió el tweet que sigue a continuación, calificando el asunto como sin precedentes y escandaloso, y que fue retransmitido por Trump.

“Esta investigación involucró mucha más vigilancia de la que teníamos idea. No fue sólo una escucha telefónica contra un ayudante de campaña… fue en secreto la recopilación de información sobre la campaña de Trump… la gente llama a eso Espionaje… esto es sin precedentes y escandaloso” Mollie Hemingway.

El presidente Trump alude, en el mensaje a continuación, a la actitud de los demócratas ante las próximas elecciones en las que los republicanos están aventajándolos, y que no hubo colusión salvo por parte de los demócratas.

“Los 13 demócratas enojados (más la gente que trabajó 8 años para Obama) trabajando en la amañada Caza de Brujas de Rusia, estarán ENTROMETIÉNDOSE con las elecciones intermedias, especialmente ahora que los republicanos (¡manténganse firmes!) están tomando la delantera en las encuestas. No hubo Colusión, ¡excepto por parte de los Demócratas!”

No deja de ser inquietante que la ‘tramoya’ haya sido montada por el Partido Demócrata, tal como lo sugieren los indicios presentados hasta el momento, y crean expectativa los resultados que muy probablemente se pueden estar entregando en el transcurso del presente año.

José Ignacio Hermosa – BLes

Temas: