Redacción BLesEl escritorio de decisión anunció hoy que el presidente Donald Trump es el ganador del estado de Carolina del Norte.

Con esta victoria, Trump suma 15 votos electorales y pasa a tener 229 en total.

Mientras tanto, los estados de Wisconsin, Georgia, Arizona, Pensilvania, Michigan y Nevada continúan siendo desafiados legalmente por la administración de Trump ya sea por abundantes evidencias de fraude, o debido a serios errores humanos o de software los cuales perjudicaron al presidente actual.

El senador republicano Thom Tillis también ganó su reelección como senador.

El estatus actual de cada estado disputado por Trump:

En Wisconsin la administración de Trump solicitó el 7 de noviembre pasado un recuento de los votos debido a las denuncias de irregularidades con los votos por correo.

El presidente de la Asamblea del Estado de Wisconsin, Robin Vos se expresó al respecto de las denuncias el pasado 6 de noviembre:

“Estoy ordenando al comité que use sus poderes de investigación bajo la ley 13.31 de Wisconsin SS para revisar inmediatamente cómo se administró la elección”, dijo Vos en una declaración. “Con las preocupaciones que surgen sobre los depósitos de votos por correo y el fraude electoral, los ciudadanos de Wisconsin merecen saber que su voto ha sido contado. No debe haber dudas sobre si el voto fue justo y legítimo, y debe haber absoluta certeza de que el inminente recuento encuentre todas y cada una de las irregularidades”.

Michigan

La administración de Trump presentó una demanda por los cientos de miles de votos por correo que llegaron en la madrugada del 4 de noviembre, sin sobres y sin fecha, en 3 vehículos con patentes de otros estados. La demanda tiene el respaldo de al menos seis testigos oculares que firmaron una declaración jurada.

Todos los votos eran para Joe Biden.

Pensilvania

El senador de Carolina del Norte, Lindsey Graham dijo que existe una denuncia de que al menos 25.000 votos fueron recolectados de geriátricos, una práctica que es ilegal en el estado.

Le recomendamos:

“Ahora encontramos potencialmente que 25.000 residentes de geriátricos en diferentes asilos solicitaron boletas de voto por correo exactamente al mismo tiempo”, dijo Graham en Fox News el lunes. “No se puede recolectar votos en Pensilvania. ¿Cuáles son las probabilidades de que 25.000 personas en diferentes lugares del mismo grupo de edad soliciten una boleta al mismo tiempo? Alguien está tramando algo malo en estos asilos”.

Georgia

En el día de ayer 9 de noviembre, People’s Pundit, un periodista investigador, publicó en su cuenta de Twitter que al hacer una revisión de los votos en un condado de Georgia, 132.000 de los votos pertenecían a personas que no son residentes, por ende, esos votos tendrían que ser descontados.

Al respecto, el gerente de Implementación del Sistema de Votación en la oficina del Secretario de Estado de Georgia anunció este 9 de noviembre que se investigará a las personas que votaron dos veces, o que votaron ilegalmente al no ser residentes del estado.

“Déjame ser perfectamente claro en otro punto: Vamos a encontrar que la gente votó ilegalmente. Eso va a suceder. Va a haber doble votación. Habrá gente que no tenía las calificaciones de un votante registrado para votar en el estado. Eso será encontrado,” dijo Gabriel Sterling.

Nevada

Un testigo ocular denunció haber visto al equipo de Biden-Harris en su camioneta abriendo y llenando votos a mano y volviéndolos a sellar. Cuando se dieron cuenta de que los estaban viendo, formaron una barrera humana para tapar.

El testigo firmó una declaración jurada y el equipo de Trump se moviliza para presentar una denuncia. El estado ha sido adjudicado erróneamente a Biden pero podría revertirse.

Arizona

A pesar de que este estado también fue adjudicado por error a Biden, los recientes conteos de votos dejaron a Trump a solo 15.000 votos de diferencia y todavía quedan unos 63.000 para contar.

El equipo legal de Trump sí presentó una demanda porque muchos votos fueron rechazados porque fueron llenados usando una lapicera particular marca Sharpie.

El estado todavía puede darse vuelta para Trump si la tendencia continua.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com