Redacción BLes– El presidente estadounidense Donald Trump extendió a los contratistas federales la prohibición de adoctrinar a sus empleados con ideologías raciales. Esta norma ya incluía a otros empleados federales. 

“Hace unas semanas, prohibí los esfuerzos para adoctrinar a los empleados del gobierno con ideologías sexuales y raciales divisivas y dañinas”, escribió el presidente Trump en la primera parte de dos de sus tuits del 22 de septiembre. 

“Hoy, he ampliado esa prohibición a personas y empresas que hacen negocios con nuestro país, las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, los contratistas del gobierno y los beneficiarios”, siguió expresando. 

“Los americanos deben aprender a sentir orgullo en nuestro gran país, y si no lo hacen, no hay nada para ellos”, señaló Trump. 

Mediante una orden ejecutiva Trump busca “combatir una ideología radical que se ha infiltrado en la formación sobre diversidad en todas las instituciones americanas”, informó la Casa Blanca.

“Los empleados federales y los empleados de los contratistas federales han sido obligados a asistir a un entrenamiento en el que se les adoctrina con una instrucción radical y dañina”, se explicó en el mismo informe.

Este tipo de adoctrinamiento tuvo lugar en el Departamento del Tesoro y en los Laboratorios Nacionales de Argonne, donde se instruyó a los empleados para evitar “la narrativa” de que “virtualmente todos los blancos, sin importar cuán ‘despiertos’ sean, contribuyen al racismo”.

Asimismo se les dijo que el racismo “está entretejido en cada noción de Estados Unidos”.

Como parte de esta iniciativa para preservar la historia del país, Trump “condenó la distorsión intencionada” de esta. De igual manera, busca “promover el conocimiento de la verdadera historia, valores e ideales de nuestra nación”.

También convocó la primera Conferencia de la Casa Blanca sobre la Historia Americana, y creó la Comisión de 1776, que promoverá la educación patriótica en las escuelas. 

En el mismo sentido, Trump “emitió una Orden Ejecutiva para construir un Jardín Nacional de Héroes Americanos, en memoria de las extraordinarias personas que hicieron contribuciones positivas a América”.

Estas medidas también fueron motivadas por el controvertido Proyecto 1619 que trata de  restablecer la historia estadounidense desde 1619, fecha en la que los esclavos africanos llegaron al estado de Virginia.

Este proyecto que busca enfocar los hechos históricos desde una perspectiva racista, fue muy criticado por numerosos historiadores, quienes consideraron que estaba plagado de inexactitudes.

El estado de California, dirigido por autoridades demócratas, consideró que esta ‘historia alternativa’ debía ser impartida a través del sistema educativo, lo que llevó a Trump a anunciar que las instituciones que lo hicieran no recibirían fondos federales. 

Jose Hermosa – BLes.com