Redacción BLes – En una conferencia de prensa el pasado viernes 7 de agosto en Bedminster, Nueva Jersey, el presidente Donald Trump refutó a un periodista que criticó a los simpatizantes del presidente que asistieron espontáneamente al evento por no mantener el distanciamiento social requerido por los lineamientos de la CDC (centro para el control de enfermedades contagiosas), reportó Breitbart.

El periodista del Washington Post, Toluse Olorunnipa, cuestionó: “Usted dijo que la pandemia está desapareciendo, pero perdimos 6.000 americanos esta semana. Y justo en esta sala, hay docenas de personas que no siguen las pautas de Nueva Jersey que dicen que no deben tener más de 25 personas…”

Un usuario de Twitter, subió una foto del momento: “Esta es la escena”

El presidente lo interrumpió: “No, no tienen que hacerlo. Esta es una actividad política”. Luego agregó: “Es una protesta pacífica. Ellos preguntaron si podían estar aquí. Ustedes sabes, algunos de ellos… para mí, parece que todos tienen… casi todos tienen máscaras. Pero, ya sabes, hay una excepción en la ley. Dice “protesta pacífica” o “actividad política”, ¿verdad? De hecho, específicamente – sí. Dice – exactamente – “actividad política” o “protestas pacíficas”.

“Y puedes llamarlo “actividad política”, pero yo lo llamaría “protesta pacífica” porque se enteraron de que ustedes iban a venir. Y saben que las noticias son falsas. Lo entienden mejor que nadie.”

Durante el corto intercambio los simpatizantes del presidente abuchearon al periodista y aplaudieron riéndose cuando el presidente dijo que era una protesta pacífica.

La reacción del público quizás hace eco a que los medios principales con tendencia de izquierda han reportado los disturbios que están destruyendo muchas ciudades en los Estados Unidos, como “protestas pacíficas” y no han cuestionado el potencial contagio allí del virus PCCh, pero si lo hacen cuando el presidente realiza un evento político.

Desde el comienzo de su campaña hasta el día de hoy, el presidente Trump se ha enfrentado a los medios de comunicación principales por su cobertura de las noticias relacionadas a su Administración, que él llama “fake news,” y acusa a estas grandes corporaciones de ser el “enemigo de la gente”.

Recientemente el presidente anunció la creación de 1.8 millones de trabajo desde abril hasta la fecha, pero los medios principales optaron por reportarlo negativamente.

CNN publicó el titular: “La recuperación de los empleos en EE. UU. recibe un golpe tremendo y se han perdido casi 13 millones de puestos de trabajo”. Mientras que el New York Times publicó el titular: “A pesar de la oleada del virus, EE. UU. añadió puestos de trabajo en julio, pero a un ritmo más lento”, según un artículo de Fox News.

Cuando el partido demócrata inició la campaña de desinformación sobre el presidente Trump e inició el fallido impeachment, CNN, New York Times, Washington Post, MSNBC, dedicaron gran parte de su tiempo para darle fuerza a la teoría de la conspiración con Rusia, la cual hasta el día de hoy mantienen a pesar de que el presidente fue absuelto.  

El presidente se despidió diciendo: “Si la prensa de este país fuera honesta, si no fuera corrupta, si no fuera falsa, nuestro país estaría mucho más adelantado. Pero lo estamos haciendo muy bien.”

Álvaro Colombres Garmendia – BLes