Redacción BLes– El presidente Trump mantuvo una llamada de más de una hora con el secretario de estado de Georgia, Brad Raffensperger y otros funcionarios electorales también involucrados en el escandaloso fraude electoral de noviembre. En un acto de total falta de honradez, Raffensperger registró la conversación y filtró el audio a los medios de comunicación. El lunes el presidente Trump, presentó dos demandas contra el secretario de estado por filtrar una llamada de “litigio confidencial”.

El Washington Post publicó el domingo el audio de una llamada telefónica que mantuvieron el sábado el presidente Donald Trump y el secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, en la que se puede escuchar a ambos discutiendo acerca de los resultados de las elecciones y el fraude electoral dentro del Estado.

Si bien la conversación duró más de una hora, The Post publicó fragmentos editados y sacados de contexto, buscando tendenciosamente mostrar una mala imagen del presidente Trump y buscando hacerle creer a los oyentes que Trump intentó presionar a Raffensperger para que revierta los resultados de las elecciones.

Lejos de lo mostrado por The Post, la conversación busca llegar a puntos en común en las demandas por fraude electoral y el presidente advierte sobre las consecuencias legales del asunto.

Trump durante la conversación busca exponer numerosos ejemplos de irregularidades y anomalías que se denunciaron en las elecciones de Georgia.

Por su lado, se escucha a Raffensperger buscando contrarrestar las afirmaciones de Trump, en gran parte con argumentos simples señalando que los asuntos planteados por Trump ya han sido investigados.

Le recomendamos:

 

Trump, nombró distintos mecanismos de fraude electoral utilizados, tales como la votación de muertos, el caso de la falsa rotura de tubería de agua que se utilizó como pretexto para expulsar del recinto a los observadores republicanos, voto ausente desde direcciones inexistentes, votantes de otros estados, gente votando a nombre de otras personas y una larga lista que da cuenta de un estrepitoso caso de fraude electoral. 

Finalmente el presidente Trump durante la llamada asegura: “La conclusión es que cuando lo sumas todo y luego comienzas a agregar, ya sabes, 300.000 boletas falsas”.

Básicamente, durante la llamada Trump busca dejar en claro su postura, asegurando que de no haber sido por un escandaloso fraude electoral, él hubiese sido el claro ganador del Estado de Georgia. 

En la conversación también participaron el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows y la abogada de la campaña de Trump, Cleta Mitchell.

El presidente republicano de Georgia, David Shafer, anunció que el presidente Trump y su equipo presentaron dos demandas contra el secretario de Estado Raffensperger por publicar la confidencial conversación.

“El presidente Donald Trump ha presentado dos demandas, federal y estatal, contra el secretario de Estado Brad Raffensperger. Esto fue después de que Raffensperger grabara en secreto la “discusión del acuerdo confidencial” del litigio que aún está pendiente”, informó Shafer en un mensaje de Twitter.

Continuó diciendo Shafer: “El audio publicado por el Washington Post está muy editado y omite la estipulación de que todas las discusiones fueron con el propósito de resolver un litigio y son confidenciales según las leyes federales y estatales”.

Andrés Vacca – BLes.com