El presidente estadounidense Donald Trump firmó un acta que impide financiar, con fondos de los contribuyentes, a las instituciones que discriminen por motivos de raza, color u origen nacional y que promuevan el odio antisemita.

“Este es nuestro mensaje a las universidades: Si quieren aceptar la tremenda cantidad de dólares federales que reciben cada año, deben rechazar el antisemitismo”, dijo Trump de acuerdo con el video tuiteado por la Casa Blanca el 11 de diciembre.

La orden ejecutiva también iría en contra del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones Globales (BDS, por la sigla en inglés) que muchos creen que trabaja para deslegitimar a Israel como nación soberana.

Este movimiento se ha promovido en algunas universidades y sus actividades han resultado contraproducentes para los estudiantes judíos, por lo que la disposición vela por su protección.

Por su parte el asesor principal de la Casa Blanca, Jared Kushner, aclaró el sentido de la orden firmada por el presidente, respondiendo al debate surgido.

“La orden ejecutiva no define a los judíos como una nacionalidad. Simplemente dice que en la medida en que los judíos son discriminados por sus características étnicas, raciales o nacionales, tienen derecho a la protección de la ley, contra la discriminación”, según NBC News.

De acuerdo con un alto funcionario, la orden ejecutiva se formuló como una forma de contrarrestar el aumento de los incidentes antisemitas registrados desde el 2013.

“El Consejo de Política Interior comenzó a centrarse en esta cuestión a finales del invierno y en la primavera de este año, cuando nos alarmamos, francamente, por el aumento de la retórica antisemita, incluyendo, desafortunadamente, a las principales figuras políticas”, citó NBC.

Asimismo, el pastor evangélico Robert Jeffress dijo en la Casa Blanca que Trump es “el presidente más pro-fe de la historia”.

De igual manera el profesor de derecho de Harvard, Alan Dershowitz, consideró el hecho como histórico.

“Durante 65 de mis 81 años que he pasado en universidades de todo el país y de todo el mundo, no hay evento más importante para alejar a las universidades de ser bastiones del odio y la discriminación que esta orden ejecutiva que se firma hoy”, celebró el catedrático, informó la Casa Blanca.

La Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto (IHRA, por la sigla en inglés), de la que Estados Unidos es miembro, ilustra acerca de lo que se considera antisemitismo, en versión del Departamento de Estado.

“El antisemitismo es una cierta percepción de los judíos, que puede expresarse como odio hacia los judíos”, señala el texto.

“Las manifestaciones retóricas y físicas del antisemitismo se dirigen a individuos judíos o no judíos y/o a sus propiedades, a las instituciones de la comunidad judía y a las instalaciones religiosas”, complementa el escrito.

José Ignacio Hermosa – BLes

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: ¿Qué está pasando en Hong Kong?

videoinfo__video2.bles.com||06daa9374__

Ad will display in 09 seconds