Redacción BLesEl presidente Donald Trump, en su campaña electoral para las elecciones de 2016 se presentó como un candidato pro vida y durante los últimos cuatro años los hechos muestran que realmente actuó en consecuencia. Por el contrario su oponente demócrata en las próximas elecciones, Joe Biden, siendo vicepresidente de Obama defendieron el aborto y a las grandes corporaciones que hicieron de las prácticas abortistas una industria.

La administración Trump desde que comenzó sus tareas en la Casa Blanca, trabajó buscando tomar medidas para limitar el poder de las grandes corporaciones abortistas del país y del mundo. Con sus medidas se distanció de forma absoluta de los 8 años de gestión de Obama, quien lejos de ser provida, es un gran defensor del aborto y de los intereses corporativistas que existen detrás de la industria abortista.

En el año 2013, ya en su segundo mandato como presidente de los Estados Unidos, Barack Obama se comprometió a estar alineado con Planned Parenthood, es decir en contra de lo que describió como los “esfuerzos de retroceder el reloj a políticas retrógradas”, haciendo referencia a las acciones de algunas agrupaciones pro vida. Tal como reportó Breit Bart en ese entonces.

En abril de ese año, Obama se reunió y pronunció un discurso ante el gigante de la industria del aborto, Planned Parenthood. Con sus palabras elogió los casi 100 años de la corporación “al servicio de las mujeres” y condenó a los críticos, dijo, que “tratan de convertir a Planned Parenthood en un saco de boxeo”.

El expresidente Obama les ofreció todo su apoyo como gobernante de los Estados Unidos y al cerrar el discurso dijo a los partidarios de Planned Parenthood: “Gracias. Dios te bendiga”.

Llevando una política completamente opuesta, siempre en favor de las dos vidas, el presidente Trump llevó a cabo muchas medidas, las cuales fueron correctamente detalladas por Breit Bart, entre las que se destacan:

  • Prohibición a cualquier organización no gubernamental (ONG) que reciba ayuda estadounidense, a realizar y promover el aborto en el extranjero.
  • Pronunciamiento de jueces pro vida en la Corte Suprema. En el último debate presidencial de 2016, Trump declaró: “Soy provida y nombraré jueces provida”. Y efectivamente nombró tres jueces que defienden abiertamente la vida: Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y recientemente a Amy Coney Barrett.
  • Firmó una resolución revocando una regla de Obama, que obligaba a los estados a otorgar fondos para el programa de planificación familiar a Planned Parenthood.
  • Eliminó la financiación estadounidense del UNFPA, una agencia de Naciones Unidas ligada al apoyo de programas de control de la población, como la “política de un solo hijo” de aborto coercitivo en el régimen chino.
  • Exigió que las compañías de seguros de salud publiquen cuáles son sus planes que cubren el aborto, de este modo el cliente puede saber si, de forma indirecta, se le está cobrando en su coseguro el financiamiento a los abortos y elegir si desea continuar pagandolo o no. 
  • Estableció la división de Conciencia y Libertad Religiosa dentro de la Oficina de Derechos Civiles, que trabaja para proteger de la discriminación a los proveedores de atención médica que no desean participar en abortos.
  • Determinó por ley que el aborto no debe ser considerado como “planificación familiar”, por lo tanto se terminó con todo tipo de fondos hacia campañas pro aborto que eran distribuidos bajo el formato de políticas de “planificación familiar”.
  • Puso fin a las investigaciones financiadas por los contribuyentes que utilizan cuerpos de bebés abortados
  • En enero de 2020, Donald Trump se convirtió en el primer presidente de Estados Unidos en hablar en la Marcha por la Vida en Washington, DC, el evento pro-vida más grande de la nación.
  • En septiembre anunció que firmará una Orden ejecutiva que protege a los bebés nacidos vivos. Asegurando que todos aquellos que sean prematuros o nacidos de un aborto fallido, reciban la atención médica que necesitan.

El camino en la lucha por las dos vidas es muy largo, y el presidente Trump se comprometió a continuar apoyando si es elegido en un segundo mandato. 

Andrés Vacca – BLes.com