Redacción BLes– Los medios suelen hacer preguntas fáciles de responder al candidato presidencial demócrata, Joe Biden, y el presidente estadounidense, Donald Trump, cuestiona este procedimiento.

“Echa un vistazo a esas preguntas que le hacen. No eran para un adulto. Fueron hechas para un niño”, cuestionó el presidente Trump a los reporteros, de acuerdo con Townhall del 4 de septiembre. 

Una de esas polémicas preguntas la hizo un reportero de The Atlantic, el medio que trató de difamar al presidente Trump usando fuentes anónimas, acusándolo de insultar a los soldados caídos de la Primera Guerra Mundial.

“¿Qué te dice sobre el alma del Presidente Trump y la vida que lleva?” preguntó el reportero a Biden, refiriéndose a esa controvertida acusación. 

“¿Qué clase de pregunta es esta?”, preguntó el editor jefe News Busters, Curtis Houck, en uno de sus tuits al que agregó el video correspondiente. 

Era una pregunta elemental y aparentemente orientada a que Biden hablara mal de Trump, de acuerdo con el corresponsal político principal de Washington Examiner, Byron York, quien además adjuntó una lista de las preguntas típicas elaboradas para Biden.

“Muchas de las preguntas para Joe Biden, después de sus comentarios de hoy, le sugerían que se explayara diciendo lo malo que es Trump. Una lista (no citas exactas)”, tuiteó York.

Otras de las preguntas se referían a temas como: el movimiento QAnon, la resistencia de Trump a usar una máscara facial, y por qué no estaba más enojado con el presidente, preguntas cuya respuesta no presentaba ningún desafío, de acuerdo con Townhall. 

The Hill en uno de sus artículos llamaba a la prensa “perros guardianes desdentados” por servir “preguntas de softball” a Biden, según The News York Post. 

Esta forma de periodismo hizo reaccionar a varios de los internautas, quienes ofrecieron su opinión al respecto.

“Estos reporteros simplemente no toman sus trabajos lo suficientemente en serio”, tuiteo @ProcReg.

“Yo también hice esa observación desde el principio. Las preguntas estaban ayudando a Biden a incorporar sus frases”, aportó la usuaria @Karen10304.

“Si los medios de comunicación tuvieran alguna vergüenza, renunciarían en masa”, opinó a su vez el usuario @reddotinaustin.

Por otro lado, Biden aparentemente no es capaz de llamar a los reporteros por sí mismo y  se esfuerza por leer un teleprompter, según menciona Townhall.

Por tal razón, los asistentes de su campaña se apoyan en una lista aprobada de reporteros previamente investigados, para decidir cuál de ellos puede hacer una pregunta, y se asume que las preguntas son examinadas de antemano, detalló el medio.

Jose Hermosa– BLes.com