Redacción BLes– El senador estadounidense, Josh Hawley, dijo que objetará la certificación del candidato demócrata presidencial, Joe Biden, programada por el Colegio Electoral, aumentando así la opción de reelección del presidente estadounidense, Donald Trump. 

Aunque más de una docena de representantes declararon que rechazarán la certificación propuesta para el 6 de enero era necesario el apoyo de un senador al menos, de ahí la vital importancia de la decisión de Hawley, quien se hizo eco de millones de votantes en un tuit del 30 de diciembre. 

“Millones de votantes preocupados por la integridad de las elecciones merecen ser escuchados. Me opondré el 6 de enero en su nombre”, escribió Hawley.

En la breve declaración que agregó a su mensaje Hawley explicó que en el 2004 y el 2016, “los demócratas del Congreso objetaron durante la certificación de los votos electorales con el fin de plantear preocupaciones sobre la integridad de las elecciones”. 

Ahora él junto a los denunciantes de las fraudulentas elecciones presidenciales del 2020 optan por ejercer el mismo derecho. 

Y argumentó: “No puedo votar para certificar los resultados del colegio electoral el 6 de enero sin plantear el hecho de que algunos estados, en particular Pensilvania, no siguieron sus propias leyes electorales estatales”.

También denunció la interferencia de las mega corporaciones como Facebook y Twitter que actuaron por Biden, y enfatizó que “el Congreso debe investigar las acusaciones de fraude electoral y adoptar medidas para asegurar la integridad de nuestras elecciones”.

En especial se cuestionan los resultados de Georgia, Pennsylvania, Michigan, Wisconsin, Arizona y Nevada. 

Las objeciones generarían una serie de debates. Varios senadores han indicado su voluntad de unirse al esfuerzo mientras el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), intentaba oponerse al creciente movimiento de rechazo a Biden. 

“Creo que es totalmente inapropiado que Mitch McConnell trate de alejarse de esto”, dijo la representante Jody Hice (R-Ga.) el 21 de diciembre.

Agregando: “Si perdemos la integridad de las urnas, al final perderemos nuestro país, por lo que tiene que estar en la batalla con nosotros. Necesita alentar a los senadores para que se sumen a esto”.

Si bien el tiempo se agota implacablemente las posibilidades de reelección del presidente Trump aumentan, y se espera que el 6 de enero se vivirá una de las más intensas jornadas electorales que se hayan visto en Estados Unidos.

Aunque los demócratas apoyados por las grandes tecnológicas, y tal vez por potencias extranjeras, han opuesto una infinidad de obstáculos ante la sospechosa evasión del poder judicial, cientos de miles de estadounidenses ya se preparan para avanzar hacia Washington para encontrarse allí en esa memorable fecha.

José Hermosa – BLes.com