Redacción BLes– El presidente estadounidense, Donald Trump, y el Director General de Correos Louis DeJoy, apelaron el fallo del juez de distrito, Emmet Sullivan, quien modificó el envío postal de votos antes de las elecciones, según Reuters del 27 de noviembre. 

El servicio postal de Estados Unidos (USPS, por la sigla en inglés) había implementado hacía poco la política de “dejar atrás”, y así los camiones de reparto salían siguiendo horarios establecidos y dejando el correo pendiente por cargar para el viaje siguiente.

Pero 14 estados con fiscales generales demócratas se opusieron a ese procedimiento, a pesar de que DeJoy aseguró que el correo electoral tenía prioridad en USPS.

Eso mismo corroboró el portavoz del Servicio Postal, Dave Partenheimer, quien dijo que “no debería haber duda de que el Servicio Postal está listo y comprometido a manejar cualquier volumen de correo electoral que reciba”, de acuerdo con Daily Mail. 

Sin embargo, también el juez Stanley Bastian de Yakima, Washington, nombrado antes por Obama, emitió una orden preliminar a nivel nacional suspendiendo los cambios, e imponiendo que todo el correo electoral se tratara como de primera clase. 

Para el juez Bastian los cambios de USPS presentaban “un ataque políticamente motivado a la eficiencia del Servicio Postal”.

Por otra parte, el juez Sullivan, ordenó al USPS tomar “medidas extraordinarias” para garantizar que los millones de boletas llegadas fueran entregadas por correo, informó Reuters.

Le recomendamos:

También que “todas las boletas con destino local deben ser limpiadas y procesadas el mismo día o a más tardar a la mañana siguiente para su entrega en las oficinas locales, desde ahora hasta por lo menos el 7 de noviembre”.

Los estados demandantes fueron Washington, Michigan, Wisconsin, Nevada, Colorado, Connecticut, Illinois, Maryland, Minnesota, Nuevo México, Oregon, Rhode Island, Vermont y Virginia.

Por su parte, Pensilvania, Nueva York y Montana impugnaron los cambios independientemente. 

Aunque no es claro el propósito que pueda tener la apelación solicitada por el presidente Trump y Director General de USPS, es conocido que aquel  suele tomar medidas administrativas estratégicas oportunamente.

Adicionalmente, muchas veces advirtió que el envío de votos por correo significaba un enorme riesgo de fraude electoral, dada la larga historia existente, y así ocurrió efectivamente.

Ahora mismo, en medio de la gran cantidad de reclamaciones y demandas presentadas ante los tribunales en varios estados por fraude electoral, se espera que paulatinamente vayan emitiendo los fallos favorables que le concedan la reelección. 

Aunque los hechos y las pruebas están a favor de demostrar la obtención ilegal de votos por parte del candidato demócrata presidencial, Joe Biden, el tiempo se agota, pero todavía ocurrirán muchas cosas, declaró Trump al responder a un periodista sobre si concederá en caso de que el Colegio Electoral vote por Joe Biden el 14 de diciembre.

“Va a ser algo muy difícil de admitir porque sabemos que hubo un fraude masivo”, respondió el presidente.

“Ciertamente, lo haré, y lo sabes”, agregó al respecto en otro momento de la rueda de prensa. “Pero creo que pasarán muchas cosas entre ahora y el 20 de enero, muchas cosas”, añadió.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.