Redacción BLes – El gobernador de Texas, Greg Abbott, firmó el miércoles 19 de mayo un proyecto de ley que prohíbe el aborto tras la detección del latido del corazón del feto, lo que convierte a Texas en uno de los estados más extremos del país en prohibir el aborto en una fase tan temprana del embarazo.

El proyecto de ley prohíbe los abortos después de la detección del latido del corazón del feto, lo que equivale a seis semanas de embarazo. Cubre las situaciones en las que una mujer está embarazada como resultado de una violación o incesto. Las emergencias sanitarias son la única excepción.

Otros estados han aprobado leyes similares sobre el “latido del corazón”, pero en Texas hay un giro.

En lugar de confiar en el gobierno para hacer cumplir la legislación, el proyecto de ley faculta a los ciudadanos privados para procesar a los proveedores de abortos o a alguien que ayude a alguien a abortar después de que se detecte un latido del corazón del feto.

Un particular puede demandar a cualquier persona que haya abortado o a un proveedor sin estar relacionado con ellos.

La ley entrará en vigor en septiembre.

Según el Texas Tribune, en 2019 se realizaron más de 56.000 abortos a residentes de Texas, la mayoría de ellos en el primer trimestre.

Texas Right to Life calificó la nueva legislación como un “logro histórico” y un “paso vital para acabar con todos los abortos en Texas”.

“Nuestro creador nos dotó del derecho a la vida y, sin embargo, millones de niños pierden su derecho a la vida cada año a causa del aborto”, dijo el gobernador de Texas, Greg Abbott, en la ceremonia de firma de la ley.

La Legislatura “trabajó conjuntamente de forma bipartidista para aprobar un proyecto de ley que estoy a punto de firmar y que garantiza que la vida de cada niño no nacido que tenga un latido se salvará de los estragos del aborto”, añadió.

Josh Blackman es profesor de derecho constitucional en el South Texas College of Law de Houston.

Elogió la ley como “una ley muy singular y es una ley muy inteligente”.

“Planned Parenthood no puede ir a los tribunales y demandar al fiscal general [Ken] Paxton como lo harían normalmente porque él no tiene ningún papel en la aplicación de la ley. Básicamente tienen que sentarse y esperar a ser demandados”, continuó.

Los activistas a favor del aborto han declarado que lucharán a pesar de todo.

Los defensores del aborto están instando a sus partidarios a hacer donaciones a los fondos de aborto de Texas, como Buckle Bunnies Fund, para luchar directamente contra la legislación discriminatoria.

El proyecto de ley de Texas fue calificado de “draconiano” por el Centro de Derechos Reproductivos, que dijo que estaba “considerando actualmente todas las opciones legales” para evitar que entrara en vigor, informó NPR.

También le recomendamos: Hace 30 años, un reconocido doctor ACUSÓ a Fauci de GENOCIDIO

Ad will display in 09 seconds

“Texas está invitando a los manifestantes antiabortistas a vigilar las clínicas de aborto y a acosar a los proveedores, a pesar de que el estado sabe que este tipo de prohibiciones son inconstitucionales”, dijo Elisabeth Smith, consejera jefe de política estatal y defensa del centro.

“El objetivo de esta ley es cargar a los médicos y a las clínicas con tantas demandas que no les queden recursos para seguir abiertos”, dijo.

El Planned Parenthood Action Fund y Planned Parenthood Texas Votes emitieron un comunicado en el que criticaban la legislación como “peligrosa” y una de las “prohibiciones de aborto más duras del país”.

Amelia Jones – BLes.com